El economista Horacio Rovelli auguró un repunte financiero de cara a los próximos seis meses y sostuvo su afirmación al centrarse en varios ejes como las mejoras de Brasil, el crecimiento de la exportación de la soja y la política de desendeudamiento del Gobierno nacional.

Así, en diálogo en INFOnews, hizo énfasis en el fuerte aumento de demanda de soja por parte de China. “El 2012 va a compensar con creces la caída de la producción. Va a ser un buen semestre tanto para el estado como para los productores”, aseguró y profetizó para “fin de 2012, un crecimiento de 2 o 3 puntos”.

En este sentido, explicó: “El año pasado el total del complejo sojero significó 8 mil millones de dólares y este año es un poco menor con una cifra de 7 mil millones y para fin de año y 2013 se supone producir entre 54 y 56 millones de toneladas de soja y eso a un precio sostenido hace que la demanda sea muy importante”.

“Sabemos que tanto Brasil como los demás países estarán en mejores situaciones que nos favorecen”, añadió respecto del estado de los pilares que tiene la Argentina para el avance de la economía y dijo que de todas formas “la crisis europea hace difícil apostar a una salida”.

En otro orden, destacó el pago de la última cuota del Boden 2012 que se realizará mañana y resaltó la política de desendeudamiento que lleva adelante el Ejecutivo Nacional. “Es el fin del corralón. Nació el 3 de febrero del 2002 cuando (Eduardo) Duhalde tuvo la idea de entrar en eso. Se tuvo que destinar dinero a terminar con este flagelo pero es muy importante”, afirmó.

Por otra parte, el economista Aldo Pignanelli analizó en declaraciones radiales el panorama local y consideró que “la Argentina tiene dos buenas noticias: Brasil ha comenzado a crecer y China anunció un fuerte aumento de la demanda de soja”.

Además, el ex presidente del Banco Central pidió que "ser objetivos a la hora de analizar". "No es un Gobierno que está inerte, y que no sabe qué hacer. El Gobierno juega, y comete errores", lanzó.

“Se está intentando mantener el consumo, ahora se vienen los ajustes salariales, y está el pago del aguinaldo. Tenemos otra vez el avance en los créditos para los bienes de consumo, Brasil empezó a demandar otra vez y eso para nuestra economía es importante”, cerró.