Escándalo en Brasil: un juez afirmó que las filtraciones podrían anular la condena de Lula
Escándalo en Brasil: un juez afirmó que las filtraciones podrían anular la condena de Lula
Las informaciones reveladas por las filtraciones de la Operación Lava Jato podrían llevar a anular la condena del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, dijo Gilmar Mendes, uno de los jueces del Supremo Tribunal Federal de Brasil.
 
"Yo creo, por ejemplo, que en la condena de Lula ellos anularon la condena", dijo Mendes a la revista Época, refiriéndose a las conversaciones que sugieren colaboración entre el juez que condenó al expresidente, Sérgio Moro, y el fiscal de la Operación Lava Jato Deltan Dallagnol.
 
Mendes cree que las informaciones publicadas por el medio digital The Intercept revelan que Dallagonal era un "tontito" y que quien lideraba de verdad las operaciones anticorrupción era el juez Moro, actual ministro de Justicia.
 
Este juez es uno de los cinco magistrados que componen el segundo grupo del Supremo, que el próximo 25 de junio analizará una petición de los abogados de Lula para anular su condena alegando que Moro nunca fue un imparcial.
 
Moro condenó a Lula en primera instancia, luego la sentencia fue confirmada en un tribunal de apelación.
 
El expresidente está preso desde abril de 2018 en Curitiba cumpliendo una condena de ocho años y 10 meses de prisión por presuntos delitos de corrupción pasiva y blanqueo de dinero.
 
El líder del Partido de los Trabajadores siempre afirmó que era víctima de una persecución judicial que quería evitar que regresara al poder a través de las elecciones de 2018, para las que partía como claro favorito. 
 
Por su parte el ultrafascista presidente brasileño Jair Bolsonaro defendió este jueves a su ministro de Justicia, el juez Sérgio Moro, después de que filtraciones de la Operación Lava Jato revelaran que colaboró con el fiscal que denunció al expresidente.
 
"Lo que hizo (Moro) no tiene precio; él realmente lo sacó todo hacia afuera, mostró las vísceras del poder, la promiscuidad en lo relacionado con la corrupción; Petrobras casi quebró, muchos fondos de pensión quebraron", dijo.
 
Los diálogos mostrarían comportamientos prohibidos y antiéticos que según la defensa del expresidente evidenciarían que éste sufrió una persecución judicial que tenía por objetivo evitar que llegara al poder.
 
Bolsonaro añadió que Moro "forma parte de la historia de Brasil" y clasificó el acceso a celulares del actual ministro y de fiscales de la operación anticorrupción como "acción criminal".
 
Además, restó importancia al contenido de las conversaciones, diciendo que si filtraran lo que él comenta con sus colegas le llamarían "loco" y otros calificativos que recibía durante la campaña electoral.
 
Moro comparecerá la próxima semana en el Senado para dar explicaciones por el contenido de las conversaciones filtradas.
 
La Policía Federal abrió cuatro investigaciones sobre la actuación que logró "hackear" los celulares de Moro y de los procuradores; The Intercept, por su parte, asegura que el material divulgado hasta ahora es sólo una pequeña parte.