Las ventas por el día del padre se derrumbaron casi a la mitad del año pasado
Las ventas por el día del padre se derrumbaron casi a la mitad del año pasado

El consumo no remonta y el Día del Padre fue una muestra más de que la recesión está anclada a la vida cotidiana de los argentinos y afecta hasta a las más tradicionales costumbres. Las ventas por los festejos del último domingo se derrumbaron, según consignó una encuesta de la ONG Defendamos Buenos Aires.

La entidad entrrevistó a 870 dueños de comercios de Capital Federal (420) y Gran Buenos Aires (450), en 21 rubros relacionados con regalos que se suelen comprar en estas fechas. 

El estudio abarcó locales de ropa, calzado, perfumería, electrónica, informática, accesorios, ropa de cuero, pijamas y ropa interior, trajes y sastrería, bebidas alcohólicas, bares, restaurantes, tabaco, bombones, viajes, spa, libros, herramientas y relojería.

"Luego del análisis, caso por caso, quedó acreditado que todos los comerciantes entrevistados admitieron que en este Día del Padre se vendió la mitad del año pasado en cantidades, porque si bien la facturación fue prácticamente la misma que en junio de 2018, el 50 por ciento de inflación que hubo desde entonces, infló los totales", destacó el informe de Defendamos Buenos Aires.

Según las respuestas de los comerciantes, la causa del derrumbe es una combinación de inflación, recesión y miedo a perder el empleo: