Juan (el nombre fue cambiado a pedido suyo por temor a represalias) fue hasta el cajero automático los primeros días de junio para retirar su sueldo. Venía de una semana complicada en la que había fallecido un familiar muy querido. A la tristeza que ya tenía se le sumó lo que le mostró la pantalla del cajero: un saldo de $0. Cero pesos. Nada. Su sueldo no estaba.

Casos como el de Juan se multiplicaron estas semanas en las distintas dependencias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Según cálculos estimativos son más de 20 mil los perjudicados por lo que desde el gobierno porteño califican como "un error en la carga de datos", según afirmaron a Infonews fuentes de la Subsecretaría de Gestión de Recursos Humanos.

La situación, además, es angustiante por el hecho de que no solo miles de empleados no cobraron lo que deberían haber cobrado, sino que además no hubo ni siquiera parches para al menos paliar lo sucedido. Cada uno de los afectados debe concurrir a su lugar de trabajo como si hubiera pasado, a riesgo de ser suspendidos y que el vía crucis laboral empeore aún más.

Rodríguez Larreta y Genta, dos a quererse
Rodríguez Larreta y Genta, dos a quererse

Si bien no en todos los casos se les descontó a los trabajadores el sueldo completo, sí sucedió de forma masiva el recorte en el monto final cobrado. En todos los casos no fueron menos de dos mil o tres mil pesos, lo que en la enorme mayoría de los empleados significa entre el 10 y el 20 por ciento del sueldo de bolsillo.

Mientras tanto, en el Sindicato Unico de Trabajadores y Empleados de la Ciudad de Buenos Aires (Sutecba) impera el silencio. La situación es coincidente con la buena relación que mantiene con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y con el PRO-Cambiemos en general. No se ha presentado una sola nota ni hecho el más mínimo reclamo formal por lo sucedido a más del 15% de la planta laboral del distrito.  Lo que en cualquier otro gremio hubiera sido una causa más que justificada de alguna medida de fuerza, en la Ciudad el secuestro de los salarios parece haber pasado desapercibido para el gremio que es comandado con mano de hierro por el eterno Amadeo Genta, quien dirige Sutecba desde 1983. 36 años de poder ininterrumpido.

El virtual robo a los empleados porteños en un primer momento iba a ser extendido durante tiempo indefinido, ya que en las distintas dependencias públicas circuló el dato de que antes de la devolución del dinero iba a realizarse una auditoría caso por caso para determinar el porqué de los descuentos. La medida hubiera sido letal para quienes no cobraron, debido a que analizar caso por caso un desastre que abarcó a al menos 20 mil personas y hubiera resultado interminable.

Esta semana, en tanto, trascendió (no de forma oficial, ya que con los afectados por el hecho no habló nadie con responsabilidad directa) que finalmente la decisión de auditar fue dejada de lado y lo descontado será depositado no antes de fin de mes. En el medio, vale remarcar, la Ciudad habrá ganado una cuantiosa suma en intereses del dinero que sigue guardado en las arcas del Banco Ciudad.