Un hombre de 57 años llevó a una menor de 14 años a un hotel alojamiento en el barrio portaño de Balvanera. La menor nena contado a una amiga del encuentro, esta los siguió y avisó a la Policía. A la salida del lugar, el adulto quedó detenido por abuso.

El primer contacto fue dentro de un local de comidas rápidas, cuando el abusador convenció a la menor de volver a verse cuando saliera del colegio. Durante las clases, la niña le contó a una amiga que tenía una cita. Preocupada, su amiga decidió seguirlos y al verlos ingresar a un hotel decidió llamar al 911.

La Policía llegó al lugar y detuvo al adulto por abuso de menor. El encargado del lugar dijo que nunca vio a la adolescente, pero ambos llegaron a ocupar una de las habitaciones de la cual la víctima quiso retirarse cuando el detenido intentó tocarla. La causa quedó a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°60 a cargo de la jueza Graciela Quinn que ordenó la detención y la realización de estudios médicos a la niña.