Cualquier persona puede presentar problemas de liquidez. Estos se presentan a raíz de circunstancias inesperadas que se pueden solventar solo obteniendo dinero de manera rápida. Se trata de imprevistos tales como reparaciones del hogar o averías en el coche, entre muchos otros.

En el pasado, estos problemas difícilmente podían resolverse sin la ayuda de una entidad bancaria. Afortunadamente, hoy en día, ante estas situaciones existen alternativas rápidas de financiación tales como los préstamos personales online. Esta es una de las diversas opciones que se pueden encontrar para solucionar problemas de liquidez sin necesidad de recurrir a un banco.

No obstante, dada la larga lista de alternativas de financiación disponibles, conviene conocer los beneficios de cada una. Esto, a fin de escoger la más acertada según el caso. Pues, si bien todas sirven para solucionar problemas económicos, no todas resultan igual de convenientes.

En este sentido, se debe prestar atención a factores como la rapidez de aprobación, los importes del préstamo y los trámites requeridos. Así como, la tasa de interés y el plazo de amortización. De lo contrario, se puede terminar pagando muy caro la financiación recibida.

Así, las alternativas de financiación populares, tales como Monedo now se explican en las siguientes líneas. Esta información permite encontrar financiación para todo tipo de proyectos o problemas de liquidez en poco tiempo y sin tediosos papeleos.

Minicréditos online

Los minicréditos online son uno de los métodos de financiación más empleados por los españoles. Esto se debe a los múltiples beneficios que esta alternativa ofrece. Entre la que destaca primordialmente el poco tiempo necesario para disponer del dinero en la cuenta del solicitante.

Así, los minicréditos online se presentan como un estupendo recurso financiero para resolver problemas de liquidez. Su solicitud puede hacerse desde internet, sin salir de casa y en tan solo unos cuantos pasos. Pues, no demanda de las acostumbradas gestiones burocráticas de las entidades bancarias.

Los requisitos necesarios son realmente pocos, por lo general se limita al DNI y algún aval de ingresos regulares. Además, se consignan de manera digital, por lo que en pocos minutos se puede completar la solicitud.

En relación al importe obtenido, usualmente se encuentra en el rango de las tres cifras. Esto puede variar entre un caso y otro. No obstante, uno de los principales atractivos de este tipo de financiación es que se trata de minicréditos con asnef. Es decir que es posible solicitarlo incluso si se está en el listado asnef o cualquier otra lista de morosidad.

Para ello, la empresa prestamista analiza las razones que han llevado al solicitante a la lista de morosos, así como la cantidad que adeuda. No será igual aparecer a causa de incumplimientos en un préstamo hipotecario que hacerlo por la factura del teléfono.

Préstamos entre particulares

Los préstamos entre particulares son una opción más de financiación a tener en cuenta ante cualquier problema de índole económica. Se usan desde el principio de los tiempos, y se han mantenido como una alternativa hasta la actualidad.

No obstante, en tiempos recientes han cobrado gran popularidad en sociedades occidentales. Al igual que otras alternativas, esta no requiere de la intervención de un banco. Sin embargo, suele contemplar la firma de un contrato que estipule condiciones como el tiempo de devolución y algún tipo de interés, entre otros aspectos.

Si bien en el pasado un préstamo entre particulares era cuestión de recurrir a familiares y amigos, la tecnología ha cambiado esto. Así, hoy existen plataformas online dispuestas para contactar prestamistas y prestatarios.

Es fácil contactar tanto con personas que buscan financiación como con quienes la ofrecen. Se trata, así, de una opción muy útil para cubrir pequeños desembolsos imprevistos. No obstante, tiene algunos contras que conviene tener en cuenta.

Por ejemplo, suelen ser préstamos con intereses elevados y, en consecuencia, con un alto coste económico. Además, salvo por las cláusulas que se incluyan en el contrato, no dispone de tantas medidas de respaldo como el mini crédito online.

Financiación colectiva

La financiación colectiva abarca diferentes alternativas de financiación basadas en la asociación de diversas entidades. Entre las formas más comunes se encuentran las cooperativas de crédito y el crowdfunding.

Es una opción financiera apropiada cuando los problemas de liquidez se asocian con temas de emprendimiento. La principal característica de este tipo de financiación es la ausencia de objetivos lucrativos. Además, en muchas ocasiones quienes proporcionan la financiación comparten algún objetivo en común.

Un claro ejemplo de ello son los propietarios de empresas de un mismo sector, asociaciones gremiales o empleados de una misma empresa. Esto permite que quienes pertenecen a la agrupación en cuestión consigan financiación sin demasiadas restricciones.

Su principal desventaja es la necesidad de afiliación para poder beneficiarse de la alternativa de financiación. Por tal razón, la financiación colectiva tiene menos nivel de alcance que otras opciones como los minicréditos con asnef.