El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, denunció que "la convocatoria de Bonadio a Alberto (Fernández) es claramente política y busca la foto del candidato en Comorodo Py en medio de las elecciones". En ese sentido, apuntó que “está claro que en Argentina se arman procesos judiciales, y eso es grave".

En ese sentido, consideró: "Es muy grave que se utilice la Justicia con fines electorales, que se judicialice la política. Le quita toda credibilidad a los juicios, ya no sabemos dónde hay causas reales".

En diálogo con El Destape Radio, el socialista también se refirió al acuerdo amunciado la semana pasada: “Como ocurre con muchas cosas, con el acuerdo Mercosur-Unión Europea el gobierno hace grandes anuncios que se van diluyendo. Aún no está el acuerdo, falta mucho". También recordó que el acuerdo “está sujeto a todas las aprobaciones parlamentarias y falta conocer la letra chica”.

De cara a las elecciones, también se refirió a la situción del socialismo porteño: “Me cayó muy mal la decisión de Roy Cortina de arreglar con Rodriguez Larreta, va en contra de la decisión que tomó el partido en todos los distritos". Por eso advirtió que "va a tener consecuencias” en su partido.

Luego criticó que "la política Argentina no puede limitarse a un debate entre el Frente de Todos y Cambiemos". En el plano personal, contó: “En ningún momento estuvo en conversación una candidatura mía en la fórmula con Roberto Lavagna. Y el resultado en Santa Fe disminuyó esas posibilidades".

Acto seguido pronosticó que "a Cambiemos le pasó en Santa Fe lo que le pasa en todo el país, bajan los votos por el fracaso de la política nacional y la política económica" e indicó que en el espacio de Lavagna tendrán que tomar una postura sobre un eventual balotaje: “Mi candidato es Roberto Lavagna y aspiro que llegue al ballotage. Si hay un ballotage entre Alberto y Macri veremos qué decisión tomamos. Tengo mi posición pero no es el momento de darla”.