La xenofobia en la quimera de Sudamérica: Piñera busca frenar la inmigración
La xenofobia en la quimera de Sudamérica: Piñera busca frenar la inmigración
El Gobierno de Chile, conducido por el ultraderechista Sebastián Piñera, analiza imponer nuevos requisitos de ingreso para frenar la inmigración venezolana, luego de haber introducido la visa turística siguiendo el ejemplo de Perú, dijo este miércoles el canciller Teodoro Ribera.
 
"Esto es un tema complejo. Es un asunto hemisférico, que requiere un diálogo con los demás países (...) cuando los demás países fijan visas no nos queda a nosotros otra que también hacerlo, porque así no se nos produce una avalancha hacia el país que no tiene visas", dijo el ministro a la radio Cooperativa.
 
Desde el 15 de junio Perú exige una visa de turista o humanitaria, cuya tramitación puede constituir todo un desafío para los venezolanos que salen de su país.
 
Casi sin previo aviso, Chile introdujo una exigencia similar el 22 de junio: visa consular de turista por 90 días.
 
Esa resolución generó atascos en los pasos de la frontera norte, donde cientos de familias venezolanas quedaron varadas y durmiendo a la intemperie mientras esperaban que se definiera su situación.
 
El ministro aseguró que, para que no vuelvan a ocurrir avalanchas como las del norte del país, el Gobierno exigirá la tramitación previa de visas y el control de ausencia de antecedentes penales.
 
Ribera dijo que el Gobierno chileno ha estado intercambiando información con Colombia, Perú y Ecuador.
 
"Lo que va a hacer ahora Ecuador es también fijar una visa de ingreso para tener un mayor control", aseguró.
 
El Gobierno estimó el lunes que unos 300.000 venezolanos podrían llegar a Chile entre 2019 y 2020, informó el diario La Tercera.
 
Más de cuatro millones de venezolanos dejaron su país desde 2015 debido a la grave crisis económica y política, indicaron este año la Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.
 
En Chile residen 1.251.255 extranjeros, de los cuales unos 750.000 ingresaron en los últimos cuatro años, según cifras oficiales.
 
Los venezolanos constituyen la mayor comunidad inmigrante, con 283.233 personas, seguidos por los peruanos (223.023), haitianos (179.338) y colombianos (146.658). (Sputnik)