Sigue la persecución contra Florencia Kirchner
Sigue la persecución contra Florencia Kirchner

Casi al mismo tiempo que Camilo Vaca Narvaja, expareja de Flor Kirchner, decía a la prensa que la hija de Cristina "no está bien" y que está estresada con "acompañamiento psiquiátrico y psicológico" por la persecución que sufre en la Argentina, el Tribunal Oral Federal 5 comunicó a la Cancillería argentina que Florencia tendrá que presentarse una vez ante la embajada de nuestro país en Cuba cada 15 días para informar sobre su estado de salud.

La medida judicial firmada en Comodoro Py es parte del asedio que la Casa Rosada montó contra la directora de cine que se encuentra internada en la isla caribeña por un agudo episodio de estrés.

La hija de Fernández de Kirchner se encuentra imputada en la causa unificada por los casos Los Sauces y Hotesur, que ya fueron elevadas a juicio oral, pero sin fecha de inicio (y que todo parece que seguirá en la palestra al menos hasta las elecciones nacionales).

En tanto, Camilo Vaca Narvaja, padre de Helena, hija de Florencia, ratificó que Flor continúa internada en el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas de La Habana, donde le fue diagnosticado síndrome purpúrico en estudio; polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; amenorrea en estudio; bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada. Debido a este complejo cuadro, Cristina ya viajó en tres oportunidades a ese país para visitarla.

"Florencia tiene un linfedema que ya lo había tenido durante el embarazo, un cuadro de estrés postraumático y una depresión muy fuerte, que se agravó con toda la persecución judicial y mediática que vivió”, señaló Vaca Narvaja.

Según sus dichos, Florencia no está internada, sino que realiza un tratamiento ambulatorio. "Ella sale todos los días a la mañana, y vuelve al mediodía a su casa para continuar con el reposo", agregó.