Giuliana Marianela Silva sufrió la violencia de su pareja hasta que reunió las fuerzas para separarse. Se presentó en la justicia, lo denunció y cumplió con todos los pasos indicados, pero su ex violó las restricciones y la asesinó de tres disparos en la puerta de su casa en la ciudad de Córdoba.

Hizo todo lo que tenía que hacer, pero hoy su familia reclama justicia por un crimen anunciado. La joven, mamá de un niño de un año y medio, el domingo por la noche al llegar a su casa fue sorprendida por su ex pareja quien le disparó tres veces por la espalda. Con dos impactos en el tórax y uno en su cabeza, la mujer falleció poco tiempo después de llegar al Hospital Misericordia.

Seis meses atrás con el apoyo de su familia, que estaba al tanto de la violencia de la cual era víctima, Giulana de 20 años decidió abandonar a Edgardo Ortiz de 40 años. Se presentó en el Polo de la Mujer y realizó la denuncia, a partir de allí su vida siguió siendo un infierno, numerosas amenazas de muerte a ella y su familia que volvió a denunciar, como respuesta obtuvo el botón antipánico pero no fue suficiente.,

Diego, padre de la víctima de femicidio, denunció que la justicia hizo poco cuando el denunciado violó la restricción de acercarse, que nunca lo detuvieron y aseguró: "No voy a descansar hasta que se pudra en la cárcel. ¡Paren de matar mujeres!", rogó entre lágrimas. El acusado fue detenido en el barrio Villa La Lonja, se le secuestró un revolver calibre 38 y continúa demorado en la comisaria de la zona.