Esperar más de lo pensado cuando se tiene hambre puede sin dudas desatar la ira en algunas personas. Así lo demuestran las imágenes de una mujer en Estados Unidos que explotó de bronca mientras aguardaba su pedido en el servicio automac.

Luego de esperar sentada en el interior de su automóvil algunos minutos más de los que consideraba normal, la mujer comenzó a los gritos con los empleados encargados de empaquetar su cena. Los trabajadores intentaron calmarla pero la furia ya se había apoderado del estómago y el accionar de la joven.

Al ver que su hamburguesa no salía y el personal filmaba su actitud, su reacción fue más allá y comenzó a agredirlos lanzando cuanto elemento se encontrara al alcance de su mano. Fue una de las cajeras la que respondió de igual forma, arrojándole una pila de vasos plásticos, acción que solo empeoró las cosas. La mujer salió de su auto y se metió en el local por la ventanilla de atención para seguir insultando y tirando cosas hasta que lograron calmarla.