Los trabajadores de Expreso Lomas, que comprende las líneas 112, 165 y 243, se movilizaron este jueves el Ministerio de Trabajo porteño a más 120 días de la paralización del servicio "producto de un vaciamiento empresarial".

"Somos rehenes de una disputa entre empresarios, Justicia y Secretaria de Transporte que no acata las cautelares dispuesta por el juez. Hemos realizado diferentes pedidos y acciones exigiendo una pronta solución a este conflicto que pone en riesgo la continuidad laboral de 400 familias", explicaron en un comunicado.

También recordaron que la situación no solo los afecta a ellos porque "como ya lo han ratificado con más de 58 mil firmas, también mantiene en vilo a 58 mil usuarios que hoy se ven impedidos de acceder a este servicio de transporte público, provocando en algunos casos aislamiento de barrios enteros, problemas económicos y de inseguridad".

"Queremos trabajar y cobrar nuestros salarios en forma digna, es por esto que en asamblea hemos decidido impulsar una nueva acción exigiendo una pronta solución", indicaron respecto a la movilización que contó con el apoyo de los trabajadores desocupados de Cresta Roja.