Sociedad

Otra denuncia de abuso contra el cura Eduardo Lorenzo, confesor de Grassi

Julian Bartolí reveló en una conferencia de prensa los abusos de los cuales fue víctima por parte del cura, confesor de Grassi, cuando tenía 13 años.

 

Julíán Bartoli, realizó pocos días atrás la presentación en la justicia y decidió salir a contar públicamente los abusos que sufrió por parte del cura Eduardo Lorenzo, actual sacerdote en la Inmaculada Madre de Dios, de Gonnet, y ex capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense. Esta denuncia se suma otra por abuso sexual con acceso carnal agravado realizada 11 años atrás.

Bartoli recordó lo que vivió entre los años 1999 y 2001, así cómo operaba su abusador que lograba meterse en los grupos barriales y en las propias familias con el objetivo de lograr la preciada confianza que le permitía mantener su accionar en secreto. "Fue en el colegio Nuestra Señora de Lourdes entre 1999 y 2001, cuando tenía 13 años y recién comenzaba mi adolescencia”, recordó. “Mediante los foros de seguridad del barrio se metió de lleno en la vida de la iglesia y la escuela, que usó como lugares para esconderse a plena luz del día detrás de su sotana. Tenía la imagen de un cura párroco que elegía a sus víctimas en esos lugares", relató el joven.

El estremecedor relato de Julían hizo referencia a una de las situaciones más traumáticas por las que tuvo que pasar y que hoy enfrenta con el apoyo de su familia y terapeuta : “Este cura tiene como modus operandi hacer fiestas en quintas que él mismo alquila. A la noche siempre hay alcohol, nunca hay mujeres y siempre hay varones mayores y menores de edad. Habiendo sido invitado a una fiesta, él me mandó a llamar a su habitación y cuando entré estaba semidesnudo, acostado en su cama y exhibiendo su pene. ¿Qué les parece que esto genera en la psiquis de un chico? Al día de hoy no puedo acordarme qué pasó y qué me hizo”.

Julián reveló que muchos años después logró hablar de lo que había sufrido y que una de las cosas que lo motivó es la relación con su hijo: “En 2016 nació mi primer hijo y ahí vino lo peor, ataques de pánico, me surgieron dudas de que si yo habiendo pasado por esta situación podía convertirme en un abusador". Y angustiado agregó: "Cuando bañaba a mi hijo, lo cambiaba o venía y me daba un beso en el cuello se me venían imágenes que no me dejaban criarlo de manera feliz cómo quería".

Joven reveló como fueron los abusos del cura Lorenzo

Noticias de “Abuso infantil”
Seguinos