Masacre en un penal de Brasil: al menos 52 muertos en un motín carcelario
Masacre en un penal de Brasil: al menos 52 muertos en un motín carcelario
Al menos 52 presos murieron en la mañana de este lunes durante un motín en una cárcel de Altamira, en el estado brasileño de Pará , informó el Sistema Penitenciario del Gobierno estadual (Susipe).
 
Según publicó Agencia Sputnik, las primeras informaciones indican que 16 de los fallecidos fueron decapitados. Dos agentes penitenciarios, que llegaron a ser tomados como rehenes, fueron liberados.
 
 
El secretario Jarbas Vasconcelos, responsable de la Susipe, explicó en rueda de prensa que la masacre se debe a una "guerra entre facciones" del narcotráfico y que no se trataba de una reivindicación hacia el sistema penitenciario.
 
Presos de la facción local Comando Clase A (CCA) atacaron a los presos pertenecientes al Comando Vermelho (CV), originaria de Río de Janeiro y una de las más poderosas del país.
 
Los presos que no fueron decapitados perdieron la vida por asfixia; los responsables de la cárcel aún no pudieron recuperar todos los cadáveres.
 
 
Según Vasconcelos, en la cárcel no había indicios de un posible ataque entre las facciones rivales: "No teníamos ningún informe de nuestra inteligencia reportando ningún ataque de esta magnitud", dijo.
 
La cárcel de Altamira es una de las más antiguas de la región, está enteramente administrada por el Gobierno del estado de Pará y alberga 311 presos, por encima de su capacidad real, de 200 y pocos detenidos, según el secretario.
 
Esta es la segunda masacre de gravedad que se produce en las cárceles brasileñas en lo que va de año, en mayo, 55 presos fueron asesinados en una cárcel de Manaos, en el estado de Amazonas, también en la región norte.