Efecto Macri: Argentina es el único país donde los salarios bajaron hasta el 10%
Efecto Macri: Argentina es el único país donde los salarios bajaron hasta el 10%

Las pruebas del asalto a los bolsillos de los argentinos no parecen tener contrastes a la vista. El último de los datos lo aportó nada menos que la prestigiosa Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL): en los primeros tres meses de 2019 la Argentina registró una caída del salario real superior al 10%. El dato se agranda si se tiene en cuenta que el ente continental destacó que la Argentina fue el único país de la región en el que apareció semejante cifra.

Durante el primer trimestre de 2018 la evolución del salario en el país arrojó una pérdida de casi 6% en términos reales, casi la mitad de lo registrado en el mismo período de 2019.

Con estos números, Argentina quedó en el último lugar de la tabla salarial frente a Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay.

En tanto, en su “Estudio Económico para América Latina y el Caribe”, la CEPAL mantuvo en 1,8% su proyección de caída de la actividad económica de Argentina para 2019.

“Para lo que resta de 2019 se prevé que el sesgo contractivo de las políticas fiscal y monetaria, así como el menor crecimiento económico del Brasil, repercutirán negativamente en el consumo público y privado, en la inversión y en las exportaciones del sector manufacturero, y que una leve recuperación de los salarios reales tendrá un leve efecto positivo sobre la demanda interna", sostuvo el estudio de la CEPAL.

Los datos de CEPAL se suman a los dados a conocer días atrás por organismos dependientes de Naciones Unidas (ONU), sobre que entre 2016 y 2018 el número de personas que padecen inseguridad alimentaria moderada o grave en Argentina creció en nada menos que 6 millones de personas.

Según el informe titulado “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019” el número de personas que experimentan “inseguridad alimentaria moderada o grave” en nuestro país pasó de 8,3 millones en el período 2014-2016 a 14,2 millones entre los años 2016 y 2018. Se trata de un incremento de 71%, uno de los saltos más importantes registrados a nivel mundial junto con Nigeria, Tayikistán, Afganistán, Egipto, Sierra Leona y Botswana.