No se fabrica más, carajo: en solo cuatro años cerraron casi 20 mil empresas
No se fabrica más, carajo: en solo cuatro años cerraron casi 20 mil empresas

Todavía quedan algunos meses de gobierno de Mauricio Macri por lo que la sangría económico-financiera en el país aún no terminó. Sin embargo, las cuentas hasta la fecha son apabullantes. Uno de los sectores más golpeados por la gestión Cambiemos es el de las empresas, sobre todo el de las pequeñas y medianas. ¿Las cifras? En los últimos cuatro años cerraron 20.000 empresas en la Argentina, la peor marca registrada desde la crisis de 2001.

El dato surge de un informe realizado por la consultora Radar, en base a datos oficiales de la AFIP.

En junio último se anotaron 19.131 empleadores menos en relación a igual mes de 2015, lo que representó una caída del 3,4%. 

Según la consultora Radar, cuyos datos publicó el diario Ámbito Financiero, los principales motivos de la fuerte caída son menor demanda interna; aumento del costo financiero; falta de previsibilidad para hacer negocios.

Para la consultora, la marca de junio es la mayor pérdida de empresas en casi 18 años. “Tomando solamente el último año, la caída alcanza el -2,7%, la mayor desde la crisis de 2001/2002, lo que da cuenta del fuerte impacto de la corrida cambiaria y las posteriores medidas de ajuste fiscal y monetario”, sostuvieron.

Además, el dato que profundiza la preocupación es que la desintegración de empleadores no parece tener piso. “Todo indica que esta dinámica se mantendrá en lo que resta del año, dado que los sectores más ‘empresa intensivos’, ejemplo el comercio, tienen malas perspectivas”, subrayaron.

Las pymes, las más afectadas

“Entre junio 2019 y junio 2015, cerraron 18.519 empresas de hasta 10 empleados, esto es, una caída de 3,8%”, remarcó el estudio. Entre las empresas medianas, las que emplean entre 10 y 500 personas, la caída fue de 1,4% (1.169 empresas menos).

En el comercio el dato más claro es la caída del poder adquisitivo, lo cual provocó el cierre de miles de pequeños locales, en especial los kioscos. 

En el caso de la industria manufacturera, la caída llegó al 7,3% por la caída de ventas, la suba de los costos de las tarifas, mayor restricción crediticia y una apertura importadora. El sector textil, metalmecánico y de alimentos fue el más perjudicado.

En el campo, pese a las sonrisas que la patronal le dedicó a Mauricio Macri en la Rural, la cantidad de empleadores cayó el 6% en cuatro años. Según Radar, se debe a la mala performance de las economías regionales y la concentración del sector en grandes productores.