Sigue el rojo en la capacidad instalada y ya hay automotrices que "sobran"
Sigue el rojo en la capacidad instalada y ya hay automotrices que "sobran"

La recesión no cesa y la capacidad instalada de la industria es uno de los indicadores más concluyentes de la economía argentina. El último dato al respecto, para colmo, cae en medio del contexto lacrimógeno en el que se están moviendo las finanzas del país esta semana post PASO. 

Según los datos dados a conocer por el Indec, el uso de la capacidad instalada de la industria volvió a caer en junio y quedó en el 59,1%, mientras que las automotrices la pasaron peor: 34%, el peor resultado del sector.

El nivel general es inferior al registrado en el mismo mes de 2018, del 61,8%. Para colmo, en junio se interrumpió la mejora alcanzada en abril y mayo últimos.

Las industrias que mejor sostuvieron su capacidad instalada fueron las metálicas básicas (80,2%), refinación del petróleo (73,8%), papel y cartón (68,7%), productos minerales no metálicos (67,1%) y productos alimenticios y bebidas (59,8%).

En tanto, los sectores màs afectados fueron los de productos de caucho y plástico (50,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (48,2%) y la industria automotriz (34%).

El bloque de alimentos y bebidas registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 59,8%, en junio de 2019, superior al de junio de 2018 (59,1%).

La situación en la industria automotriz es trágica y las declaraciones off the record en el sector son con una perspectiva oscura para el futuro cercano. "Hoy hay autmotrices que sobran", disparan fuentes del sector, que advierten sobre el rojo que generó el freno de la producción hasta tanto el stock sin vender pueda ir saliendo de los galpones, atiborrados de coches ante el estancamiento de las ventas.