Las épocas de campaña electoral parecen darle vía libre a algunos candidatos y candidatas para hacer cualquier cosa con el fin de conseguir votos. La paliza electoral que que viene de sufrir el macrismo en las PASO ratifican, o parecen haber ratificado, el sentimiento de impunidad propagandística en el oficialismo. En este marco, la difusión de un video protagonizado por la gobernadora María Eugenia Vidal causó conmoción por el golpe bajo al que se recurrió.

Se trata de un encuentro que la mandataria provincial mantuvo tiempo atrás con una víctima de violencia de género. En el video se ve a la gobernadora consolando a la mujer, quien denunció acoso por parte de un hombre al que, en una secuencia posterior, la propia jefa del Estado bonarense fue a tocarle la puerta.

Quien puso el acento en la puesta en escena de Vidal fue la periodista Florencia Alcaraz, que a través de las redes sociales expresó su disgusto como militante feminista.

"Este vídeo me parece de lo más bajo que vi en una contienda electoral", escribió en su cuenta de Twitter, y agregó: "El uso de la violencia machista para hacer campaña y la respuesta individual a un problema estructural es penoso. No en nuestro nombre, @mariuvidal. Que la desesperación por ganar votos no te lleve a esto".