Congelamiento de combustibles: el Gobierno convocó a gobernadores de provincias petroleras
Congelamiento de combustibles: el Gobierno convocó a gobernadores de provincias petroleras

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, fueron los encargados de convocar a los a los gobernadores de provincias petroleras y a las empresas del sector para una reunión la semana entrante en el Palacio de Hacienda. En el encuentro, buscarán acercar posturas luego del anuncio inconsulto por parte de Macri de congelar los precios de los combustibles durante 90 días y buscar una manera de normalizar la situación una vez pasado ese lapso de tiempo. En principio la reunión sería el martes a las 17.

Tanto los gobernadores como las empresas se vieron sorprendidos por el anuncio del Presidente luego de las PASO. Esta medida los toca directamente ya que la fijación del precio afecta sus regalías. Las petroleras indicaron que les costaba alrededor de 120 millones de dólares por mes, en tanto que las provincias evalúan iniciar acciones judiciales.

Así lo indicó Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro, a través de un hilo en su cuenta de Twitter: "Desde el Gobierno de Río Negro rechazamos el congelamiento de precios de combustibles dispuesto por Nación y no descartamos recurrir a la Justicia para evitar las consecuencias económicas negativas para nuestra Provincia. Es importante que se establezcan medidas de alivio para el bolsillo de la gente, pero este costo no debe ser pagado solo por las provincias. Con esta decisión, ni el Gobierno Nacional ni las empresas hacen ningún aporte, y todo el peso recae en las provincias productoras". 

En otro tramo de su mensaje explicó el impacto de la medida para su provincia: "El tope en el valor de los combustibles tendrá consecuencias negativas para Río Negro. Estimamos que en los tres meses que durará en principio la medida nacional, nuestra Provincia sufrirá un impacto negativo de más de $612 millones. Esto sin contar posibles aumentos del dólar".

Por último, agregó: "A las provincias petroleras nos preocupa que debamos soportar en mayor medida las consecuencias, a favor del resto del país, provocando una desigualdad evidente en la distribución de las cargas públicas en nuestro desmedro y agraviando un principio constitucional inocultable".