Tras 500 días de cárcel resurge el reclamo popular por Lula Libre
Tras 500 días de cárcel resurge el reclamo popular por Lula Libre
Tanto Cristina, como Alberto Fernández, y otros líderes políticos pidieron por la liberación del exmandatario brasileño, Lula da Silva, quien cumple este martes 500 días preso.
 
"La expresidenta Cristina Kirchner, el futuro presidente argentino Alberto Fernández, el futuro gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, junto con docenas de líderes políticos en Argentina, piden la liberación de Lula", informó el Partido de los Trabajadores en su cuenta de Twitter.
 
Según consignó Agencia Sputnik, el PT publicó una carta con los nombres de más de 200 personas, entre las que se destacaban las firmas de Cristina, Alberto, Pérez Esquivel y Kicillof, así como las de Sergio Massa, y del secretario de la Confederación General del Trabajo, Héctor Daer.
 
Lula cumple este martes 500 días preso en Curitiba, cumpliendo una condena de ocho años y 10 meses por supuestos delitos de corrupción pasiva y blanqueo de dinero.
 
"Lula ha estado en prisión durante 500 días por crímenes que nunca cometió. Hay 500 días de injusticia contra el presidente que sacó al pueblo de la miseria y le dio dignidad al pueblo brasileño. Seguiremos luchando por la justicia y la libertad", señaló el PT en su cuenta de Twitter.
 
En los próximos meses, el Supremo Tribunal Federal analizará una petición de la defensa de Lula para anular la condena en base a la presunta parcialidad del exjuez Sérgio Moro, actual ministro de Justicia.
 
En tanto, Lula dijo que la Operación Lava Jato es un asalto a la soberanía nacional de su país.
 
"La operación Lava Jato no sólo violó las reglas más importantes de un proceso penal de la Constitución, sino que también fue una gran operación de asalto a la soberanía nacional. La soberanía de nuestro país no sólo es defender las fronteras y el espacio territorial, es defender el derecho del pueblo a vivir con dignidad y de ejercer democráticamente la soberanía del voto", señaló el exmandatario en una carta publicada en la página web "Lula livre".
 
"Está demostrado que la operación Lava Jato usó abusivamente de la Policía Federal, del Ministerio Público y también si era necesario del Congreso Nacional o del Tribunal Supremo Federal, quienes hicieron abuso de autoridad en vez de garantizar la confidencialidad de los ciudadanos", sostuvo Lula.
 
Asimismo, consideró que el exjuez y actual ministro de Justicia, Sérgio Moro, convirtió la operación Lava Jato "en una cuasi institución para manipular, defraudar, mentir y corromper las instituciones".
 
La popularidad de Moro se ha visto afectada por reportes de que colaboró con fiscales que investigan a Lula, tras filtraciones de supuestos chats publicados por el sitio web de noticias Intercept y otros medios.
 
Buena parte de las conversaciones está protagonizada por el propio Moro y los fiscales de la operación Lava Jato, que en los últimos años destaparon la gran mayoría de escándalos de corrupción en Brasil.
 
En los diálogos se evidencia que hubo colaboración entre el entonces juez y los fiscales para crear las condiciones óptimas para poder encarcelar a Lula, entre otras irregularidades.
 
Moro dijo que no veía nada "anormal" en que un juez se comunique con fiscales en una investigación criminal.