Liberaron al policía asesino: legisladores y la Defensoría repudiaron los dichos de Bullrich
Liberaron al policía asesino: legisladores y la Defensoría repudiaron los dichos de Bullrich

La Legislatura de la Ciudad aprobó que -en la sesión ordinaria de este jueves- se formule un pedido de informes al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta sobre el accionar del policía que asesinó a un hombre de una patada en el pecho.

Además, rechazaron los dichos de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien justificó el accionar del efectivo que, con la mencionada patada, derribó a una persona, provocándole la muerte, tras golpear su cabeza contra el suelo.

El efectivo de la Policía de la Ciudad Esteban Ramírez (42), quien estaba detenido por el caso ocurrido en el barrio porteño de San Cristóbal, fue excarcelado esta tarde y seguirá bajo investigación.

La Defensoria de la Ciudad también advirtió: “Este tipo de situaciones dan cuenta, no sólo del peligro al que se los expone a los ciudadanos, sino también ponen en duda cualquier beneficio en el mediano y largo plazo para el efectivo policial, que por su impericia, su negligencia, su falta de profesionalismo, o meramente su ánimo alimentado por mensajes equívocos de quienes lo conducen, provoca un hecho con desenlace luctuoso”, dijo el titular del Programa de Planificación Estratégica de Políticas de Seguridad de la Defensoría de la Ciudad, Gabriel Fuks.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dijo que el policía que provocó la muerte del hombre "estaba protegiendo a los ciudadanos" de una situación "amenazante y violenta" ya que el fallecido tenía un cuchillo tipo tramontina.

"El policía estaba protegiendo a los ciudadanos de una persona que estaba en una situación amenazante y violenta contra los ciudadanos", señaló la funcionaria en declaraciones a radio La Red.

La ministra indicó que "uno no puede ver solo el video sin entender el contexto de que se trataba de una persona que estaba generando una amenaza", y afirmó que el fallecido -Jorge Martín Gómez (41)- tenía un "cuchillo", que (sic) "es una de las armas más peligrosas que puede tener una persona, porque si alguien se le acerca, lo puede matar con él".

 NO A LA DEMAGOGIA POLICIAL 

La Ley 5688 de la Ciudad establece muy claramente en su artículo 97° que "para hacer uso de la fuerza directa, el personal policial deberá identificarse y dar una previa advertencia, salvo cuando ello pusiera en peligro a las personas protegidas o al funcionario del servicio, se creara un riesgo para su vida o la de otras personas, o resultara inadecuado o inútil dadas las circunstancias del caso".

“Resulta cuanto menos oportuno, primero establecer el cumplimiento de las normativas”, remarcó Fuks.

“El racional y medido uso de la fuerza, no implica meramente el binario planteo de Bullrich “armas de fuego o Taser”, sino que incluyen también otros criterios o herramientas de mediación, resolución alternativa de conflictos, técnicas de reducción e inmovilización, entre otras que manejan cualquier cuerpo policial moderno entre las policías del mundo”, explicó.

Y concluyó “Tras esto, se esconden los fracasos de una gestión que responde a la incapacidad de establecer políticas de seguridad desligadas de los anuncios altisonantes, y más comprometida con los que la sociedad vive a diario en la calle”.