foto: redes
foto: redes

Un jubilado de 68 años fue molido a golpes por dos empleados de la sucursal San Telmo de la cadena de super e hipermercados Coto. Ocurrió cuando los trabajadores de seguridad detectaron que el anciano se iba del local ubicado en la calle Brasil al 500 sin pagar un queso, una botella de aceite y dos chocolates.

El hecho ocurrió el último viernes y por el hecho los dos empleados involucrados se encuentran detenidos, debido a que la víctima del ataque falleció por los golpes recibidos.

Según indicaron los sospechosos de asesinato, el hombre, identificado como Vicente Ferrer, habìa robado. Los golpes que recibió lo terminaron matando de un paro cardíaco cuando la policía se encontraba en el comercio luego de acudir tras un llamado al 911.

Según trascendió, la ausencia del SAME generó que personal policial le realizara maniobras de resucitación que no tuvieron éxito.

Vecinos que se acercaron al lugar indicaron que Vicente Ferrer sufría de demencia senil y que tenía una única hija, que vive en Alemania.

Protesta popular

Tras la difusión del hecho a través de la prensa y redes sociales, vecinos de San Telmo y Parque Lezama se convocan para este jueves a las 20 en la puerta del local