El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, recargó sus críticas contra el gobierno nacional, sobre el que dijo que no sabe "qué nivel de inflación" le dejará a su eventual mandato. "La pobreza algunos auguran que va a llegar a 40 puntos. No sé cuánto va a quedar de reservas; no se puede tener la irresponsabilidad de alguien que dijo que bajar la inflación es lo más simple que hay", agregó.

Además, durante una entrevista con Luis Majul en A24, se refirió en duros términos al manejo que la Casa Rosada hace de la Justicia. "Nadie en la Argentina intervino más que Mauricio Macri en la Justicia", disparó, al tiempo que le dedidó algunos párrafos a las causas motorizadas desde el oficialismo contra ex funcionarios del kirchnerismo. 

Alberto con Majul

"En la Argentina la regla siempre fue que todos tienen que estar en libertad hasta que no se pruebe su culpabilidad. En algún momento, en el gobierno de Macri, esa lógica cambió", aseveró, y añadió: "Inventaron una teoría que decía que alguien que había estado en la función pública podía tener un poder residual que entorpeciera. Nunca lo probaron que eso ocurriera. Lo presumieron y sobre esa base detuvieron a un montón de gente".

Noticias relacionadas

"Nadie que tenga una causa abierta es un preso político", dijo también. "Hay muchos casos de detenciones arbitrarias y ese es el caso de (Julio) De Vido. No es un preso político", completó y fue más allá: "(Amado) Boudou está condenado. No está firme, pero está condenado. (Ricardo) Jaime tiene una condenada y tiene procesos abiertos. (Roberto) Baratta es alguien que está detenido sin condena. Podría estar en libertad. Lázaro Báez es alguien que está detenido sin condena. Lázaro pudo haber soportado todo el proceso en libertad. Su detención fue el resultado de las presiones del Gobierno".

En cuanto al trabajo de Cambiemos en el rubro económico fue taxativo: "El gran problema que tuvo el Gobierno es que quiso salir del cepo sin un plan de estabilización y llegó en el primer año con una inflación del 41%. Eso es no saber, es desconocer el Estado".
 
"Cuando usted baja el consumo, baja la producción, cuando baja la producción genera desempleo, cuando genera desempleo cae gente a la pobreza", resumió sobre las consecuencias del plan que llevó a cabo Macri. "Lo único que produjo fueron pobres", remató.
 
También reiteró su intención de desdolarizar las tarifas de los servicios públicos. "¿Por qué lo hizo Macri? Para favorecer a sus amigos", aseveró. En el mismo orden, recordó que las políticas energéticas del macrismo "nos dejaron un Día del Padre sin luz", en referencia al apagón de junio último que afectó a toda la Argentina. 
 
"Eso estuvo pésimo, pero fue una sola vez", retrucó Majul en clave oficialista y fue por mucho más: "Con Cristina se cortaba la luz todo el tiempo", aseguró para luego corregirse: "creo que era así".
 
"Una cosa es lo que crea y otra cosa es lo que es", replicó Fernández, quien también se ocupó de recordar la previa de las PASO. "El viernes yo era un títere de Cristina y el lunes si no salía a socorrer a Macri no era un hombre de Estado. Y cuando dije que paráramos con la locura del dólar, era un estadista".
 
Por último, en cuanto al dólar, señaló Fernández que "la situación es muy delicada" y afirmó que "si uno aplicara la regla de la convertibilidad, el dólar tendría que estar a 51 pesos. Ahora está a 53, 54, está bien en ese precio".
 
"Cuando yo dije que el dólar estaba retrasado, estaba retrasado", finalizó.