En plena crisis socioeconómica, el gobernador de Corrientes sorteó comida y frazadas
En plena crisis socioeconómica, el gobernador de Corrientes sorteó comida y frazadas
En medio de una de las crisis económicas, sociales y políticas más grandes de la historia, y en una de las provincias más pobres del país, el gobernador de Corrientes, el macrista Gustavo Valdés, no tuvo mejor idea que participar de un sorteo de -nada menos que- alimentos y frazadas, entre el decil más pobre de la sociedad local, durante su visita oficial a la ciudad de Curuzú Cuatiá.
 
Según publicó Corrientes Hoy, en el video, donde se muestra el sorteo que encabezó Gustavo Valdés y que se viralizó rápidamente, el propio gobernador -en virtual desconexión con la realidad económica- interpretó el penoso papel de un pseudo locutor de juegos de azar.
 
“Canasto de comestible número verde, sacando el número ‘96’”, se escucha cantar a Valdés con cierta felicidad, ante un cuadro social donde predominan mujeres y niños de los sectores más vulnerables de Curuzú Cuatiá.
 
Desde el lado oficialista se intentó explicar que Valdés concurrió a una fiesta preprogramada, en la que fue en el rol de invitado por el Día del Niño, y los organizadores realizaban una rifa a la cual fueron invitados el gobernador y el intendente para realizar los sorteos. La desafortunada idea y el poco tacto de Valdés generaron repudio desde varios sectores ante la brutal crisis económica que atraviesa Argentina, que posee el 50% de su población bajo la línea de pobreza y la Iglesia pidió que se declare la Emergencia Alimentaria.