Las empleadas domésticas contra Morales Solá: "Robo es tener trabajadoras en negro"
Las empleadas domésticas contra Morales Solá: "Robo es tener trabajadoras en negro"

La Secretaria General del Sindicato de Personal de Servicio Doméstico, y Adjunta de la CTA Río Negro, Sonia Kopprio, repudió los dichos de Joaquín Morales Solá, y denunció que las trabajadoras a las que representa -y de las que es parte- están sometidas a la indigencia por personas como el columnista del grupo Clarín.

Kopprio dijo haber llegado a las lágrimas cuando se enteró de las palabras de Joaquín Morales Solá. "Nosotras ingresamos a una casa a trabajar. Nos dejan una gran responsabilidad, nos pagan un sueldo bajísimo que hoy en día no nos alcanza ni para comer, y encima tener que soportar esta humillación, que nos pongan bajo la sospecha de que robamos", disparó.

"Las trabajadoras no robamos. Hemos tenido miles de casos en nuestro sindicato, en el que han despedido a compañeras acusadas de robo, y después llegan a la conclusión de que apareció lo supuestamente robado. Nosotras les decimos que hagan la denuncia y no lo hacen, entonces la sospecha queda. Robo es que tengan a las compañeras en negro, que llamen a una compañera cada 15 días para que les limpien toda la casa, le planchen y demás y le paguen lo que se les antoja, eso sí es un robo", agregó la dirigente.

La dirigente que representa al personal de servicio doméstico, se mostró preocupada porque aún no han sido convocadas a reunirse con la devaluada Secretaría de Trabajo para revisar y actualizar los salarios de su sector. "Hemos pedido reabrir la paritaria y estamos esperando. Nos iban a convocar el 23 pero no pasó nada. A eso se suma que quedó pendiente firmar la antigüedad y todo sigue así, sin señales, sin convocatoria", aseguró.

"El aumento que nos ha dado en tres tramos (-el 10% al básico junio y julio, más el 25% de zona desfavorable- ahora en agosto está el segundo tramo de aumento, y a muchas no se lo pagaron) nos han dejado en la indigencia total. Hay compañeras que las llaman a trabajar y les quieren dar de 102 a 110 pesos la hora y las toman solamente por 3 o 4 horas y cuando van al mercado se les caen las lágrimas. Y ellas dicen, con esto no pago ni el colectivo", expresó.

Al referirse a la clase social a la que pertenece Joaquín Morales Solá -cuyos dichos repudió- Kopprio concluyó: "Ellos se creen los dueños de todo. Nosotros, que hemos puesto el hombro y construido esta democracia, deberíamos salir a la calle, pacíficamente, y decirles: Váyanse".