Sociedad

Cómo aprovechar los armarios de cultivo en interiores

Los cultivos en interior permiten economizar gastos, producir artículos sanos y conectarse con la naturaleza. Eso es posible, incluso, cuando se cuenta con espacios súper reducidos. 

Telam
Telam

El “Hazlo tú mismo” o “Do It Yourself” (DIY) se ha convertido en una tendencia que cada vez invade más hogares. Los consumidores cada vez apuestan más por elaborar los productos en lugar de comprarlos hechos. Así, aunque el ritmo y la rutina del día a día hacen tener las horas libres más que contadas, siempre se intenta sacar tiempo para elaborar aquello que interesa.
super o súper

Gracias a esta tendencia hemos, cada vez se apuesta más a elaborar platos totalmente caseros, hogares en los que se hace el pan en lugar de comprarlo o, incluso, en los que se experimenta haciendo yogures y hasta helado. Dicen que, cuando algo se hace con las manos propias, el resultado es mejor.

Por esa y otras razones, las personas se interesan cada vez más en hacerse con un armario de cultivo. ¿Qué tiene que ver eso con el DIY? La respuesta es bien sencilla: con estos armarios, se puede tener una plantación en una casa o departamento sin molestar a ningún vecino.

Si bien es cierto que la mayoría de estos armarios están destinados, sobre todo, a la plantación de cannabis, muchos aprovechan estos armarios para realizar otro tipo de cultivos. De hecho, pueden aprovecharse para mucho más que para los cultivos cannábicos. ¡Hay quienes han plantado tomates en ellos!

¿Qué se necesita para aprovechar bien un armario de cultivo?

Existen diferentes tipos de armarios de cultivo. Además, es importante tener en cuenta qué más se necesita para que las plantaciones vayan como la seda dentro de estos pequeños armarios para viviendas.

Encontrar el sitio adecuado

Lo primero que se debe hacer es buscar el lugar adecuado para colocar el armario de cultivo: un rincón donde no sea demasiada molestia o, incluso, alguna habitación libre para colocarlo sin problemas.

Es importante que no esté en un lugar donde se pase a menudo porque cualquier tropiezo puede desbaratarlo todo. Además, se necesitará sacar cables para enchufar diferentes aparatos. Por eso, lo mejor es que el movimiento a su alrededor sea mínimo, por no decir nulo.

¿Incorporar luces?

Por lo general, los kits de instalación de estos armarios suelen contar con bombillas integradas para colocarlas rápidamente y que todo empiece a funcionar. No obstante, es importante comprobar de qué tipo son y, si no las trae, buscar las adecuadas para plantar.

Por lo general, los cultivadores con más experiencia recomiendan utilizar bombillas de sodio de alta presión y, de ser posible, de bajo consumo. Esos productos han evolucionado mucho, por lo que no se necesitará realizar un gasto de luz considerable para dar la luz necesaria a las plantas.

Sistema de ventilación

Tan importante como la correcta colocación y la iluminación es la ventilación. Se necesitará instalar extractores y ventiladores para asegurar de que el aire circula bien tanto dentro como fuera del armario, y que los olores no sean un problema.

Hay muchas plantas que desprenden aromas bastante fuertes. El ventilador (a ser posible, silencioso) se encargará de evitar las bolsas de aire caliente, mientras que el extractor echará hacia fuera todo el aire sobrante del cultivo.

La temperatura también importa

Hay que vigilar con mucho cuidado las condiciones térmicas del interior del armario, puesto que las plantas nacen para soportar solo determinadas temperaturas y climas. Hay que tener en cuenta que algunas bombillas, además de luz, generarán calor, así que es buena idea instalar un termómetro si el armario no lo incorpora.

Así, y usando una buena ventilación, se podrá tener siempre controlada la temperatura en el interior de este pequeño habitáculo y se evitará que las plantas sufran.

No se necesita más que eso, ganas y fuerza de voluntad, además de paciencia, para ver cómo las plantaciones de interior comienzan a dar sus frutos. Un armario de cultivo es una herramienta de lo más versátil y, si se la usa bien, se podrá tener una gran cantidad de especias para cocinar, amén de otras verduras o plantas que resulten muy útiles.
 

Seguinos