Es uno de los presos políticos de esta etapa política de la Argentina. Luis D´elía está preso en la cárcel de Ezeiza por la bizarra causa que se le originó por la toma de una comisaría en el año 2004. En ese marco, el trato que viene recibiendo de las autoridades penitenciarias está lejos de ser el adecuado para alquien con severos problemas de salud y una dependencia vital a la insulina.

Este lunes, la abogada Rossana Mattarolo afirmó por la noche que su defendido fue víctima de distintas irregularidades en el traslado que se hizo de D´elía a Comodoro Py, donde debió declarar por otra causa descabellada: el haber llamado "paisano" a Sergio Schoklender.

Según aseveró el dirigente Néstor Piccone, cercano a D´elía, "en el traslado realizado hasta Comodoro Py Luis fue sacado de su celda y llevado al juzgado donde declaró sin desayunar". Además, puntualizó que "no llevaron la insulina y esto le produjo un cuadro de hipoglucemia".

Según agregó Piccone, la letrada del líder del partido Miles ratificó que su defendido sufrió destrato por parte del Servicio Penitenciario y, puntualmente, de algunos hombres de los tribunales federales ubicados en el barrio de Retiro.