La actividad en la industria se desplomó 6,1% durante julio en comparación con el mismo mes de 2018 y en los primeros siete meses del año acumuló una retracción del 7,6%, de acuerdo con un informe de la UIA. En comparción con junio, la producción manifestó un leve repiunte del 0,3%, pero el empleo registrado bajó 0,2% respecto al mes anterior, lo que siginifican 1.817 trabajadores en la calle, y ya son diecinueve los meses consecutivos de caída.

Si se hace una comparación en términos interanuales, el sector industrial tuvo 62.748 trabajadores formales menos (5,4%).

A su vez, cerca del 60% de los rubros industriales manifestó una caída interanual en los niveles de actividad, donde el más afectado fue el automotriz, con una contracción del 47,8%. De acuerdo con el relevamiento, "el resto de los sectores se contrajo de manera más moderada. La industria de metales básicos cayó 8,5% interanual mientras que la metalúrgica disminuyó un 7,7%".

Mientras tanto, la producción de papel y cartón se derrumbó 5,1% en julio a nivel interanual, mientras que la actividad de edición e impresión lo hizo en 3,5%, aunque con heterogeneidad al interior del sector.

La producción de minerales no metálicos manifestó una baja menos pronunciada, con 2,6%, y en el caso de sustancias y productos químicos, fue de 2,2%.

Los sectores que suavizaron la caída fueron la refinación de petróleo (6,7%), la producción de alimentos y bebidas (6,1%) traccionada por la molienda de oleaginosas, que se expandió 3,1%, productos del tabaco (2,9%) y el sector textil (1,7%).

En cuanto al comercio exterior, en julio las exportaciones de manufacturas de origen industrial cayeron 17,8% tanto por menores precios (6,1%) como cantidades (12,5%).

Las mayores caídas fueron en químicos y conexos (-14,7%), seguido de materias plásticas (14,3%) y material de transporte terrestre (7,4%).

En cambio, registraron subas las exportaciones de papel, cartón, imprenta y publicaciones (2,1%) y de caucho (9,4%).