Las lluvias torrenciales que azotan el sureste español se cobraron este martes la séptima víctima mortal. "Se trata de un hombre de origen holandés de 66 años, que desapareció el pasado domingo", señalaron desde la Guardia Civil.
 

 
Este fin de semana, las lluvias fueron muy intensas y provocaron grandes riadas en zonas del sur de la Comunidad Valenciana y Murcia.
 
Según consignó Agencia Sputnik, el cuerpo del fallecido fue recuperado este martes por un equipo de rescate de la Guardia Civil después de que el pasado sábado fuese arrastrado por la corriente en la zona de Dolores, en Alicante, en la comarca de la Vega Baja, una de las más afectadas por la gota fría durante la pasada semana.
 

 
El sureste de España sufrió a finales de la pasada semana un fenómeno atmosférico llamado DANA (depresión aislada en niveles altos), que además de las pérdidas mortales provocó múltiples destrozos materiales y paralizó buena parte de las infraestructuras de transporte.
 
 
Este fenómeno dejó lluvias que superaron los 400 litros por metro cuadrado en 48 horas en ciudades como Orihuela (en la provincia de Alicante), donde un desbordamiento del río Segura cortó todas las vías de acceso a la ciudad, dejándola aislada.
 

 
Más de 3.500 personas tuvieron que ser evacuadas de sus hogares a causa de la lluvia, que además provocó múltiples cortes de carretera e interrupciones de servicios ferroviarios y aeroportuarios.