La mayoría de las empresas suelen tener grandes beneficios, de donde salen los dividendos que son los encargados de reintegrar parte del capital a los distintos socios que conforman la organización. Esos dividendos pueden ser compartidos, tanto en acciones como en efectivo. En el supuesto de que los dividendos sean otorgados en efectivo, la empresa se compromete a pagar una parte de sus beneficios a los socios.

Una vez que el dinero es transferido a sus accionistas, el mismo ya deja de ser parte del presupuesto de la organización, por ese motivo, el valor de esta en la bolsa tiene que caer justamente la misma cantidad que fue repartida. Eso se debe a que es un dinero que ya no se tiene y, por eso, debería ser menor el valor.

De qué trata ese beneficio

La mayoría de las empresas cierran sus cuentas cada diciembre. En ese momento, se calculan tanto las pérdidas como los beneficios que se lograron en el transcurso del año. En el momento en el que las empresas determinan que ya han alcanzado las metas y logrado los beneficios, deberán decidir qué parte de sus ganancias será usada como dividendos para repartir entre todos los accionistas. No obstante, no es necesario entregar dicho beneficio en un pago único.

Cuando está en los últimos meses del año, la empresa tiene una idea de cómo será el resultado final en las finanzas de la organización. Por esta razón, se puede tener la opción de dar un anticipo como parte del dividendo si así lo prefieren. Ciertas empresas, por ejemplo, en septiembre pagan una parte de la ganancia y, una vez terminadas las cuentas finales y determinadas las ganancias obtenidas, terminan de pagar la cantidad total del dividendo.

Las empresas suelen ganar dinero con varias actividades extraordinarias. Por ejemplo, una empresa con grandes cadenas alrededor del país puede obtener un dinero extra con la venta de alguna de sus sucursales. Cuando deciden dividir ese pago entre los accionistas, lo hacen por medio de un pago de dividendo extraordinario, lo que significa que es un pago completamente excepcional que no necesariamente se volverá a realizar durante lo que resta del año.

Fechas para operar en bolsa

Existe un calendario donde consultar las fechas en las que se puede operar en bolsa, comprar y vender acciones. Este calendario se conoce como el calendario bursátil, donde se puede consultar cada día si la bolsa abre para poder operar.

Procedimiento de pago

Como se mencionó, los dividendos son parte de las ganancias que se acumulan en la sociedad. Estos se reparten entre todos los accionistas y se cuentan como parte del beneficio económico, que es proporcional a la participación aportada por la empresa y al porcentaje de capital. Para proceder con el pago de los dividendos, se debe convocar una junta de accionistas donde se determinará la fecha, modalidad de pago y si los mismos serán pagados o no. Existen dos procedimientos para dicho pago.

Dividendo en acciones

Es muy usado en el momento en el que las empresas requieren pagar dichos dividendos a sus socios pero no cuentan con el capital suficiente para ello. Por ese motivo, lo hacen a través de acciones adicionales, con las cuales tienen la opción de volver a invertir y posteriormente conseguir grandes beneficios.

Dividendo en efectivo

Es el dividendo generado de acuerdo a las ganancias o los beneficios que produce la empresa por cuenta propia, estos se dividen de manera equitativa entre todos los miembros que forman parte de la sociedad. Todo esto se puede realizar una vez que se cumpla con todas las deudas y pagos que adquirió la empresa durante ese año.

Una vez establecida la forma en la que serán pagados los dividendos de la organización, se procederá a determinar cuál será la modalidad del pago, y eso dependerá de la junta de accionistas, los cuales pueden ser de la siguiente manera: por medio de un vale o cheque, que se envía directamente a la dirección del accionista; deposito en cuenta bancaria del accionista, bien sea de ahorro o corriente; retiro de vale o cheque en la oficina principal de la organización.

Ejemplos en la bolsa española

En la bolsa española hay varias empresas con una alta rentabilidad por dividendo. Por ejemplo, el dividendo BME. La empresa BME (Bolsas y Mercados Españoles) suele hacer el pago en tres tramos durante el año, en mayo, septiembre y diciembre.

Otro buen dividendo de la bolsa española es el dividendo telefonica, que suele abonarse en junio y diciembre. Telefónica es una empresa de telecomunicaciones con sede en Madrid, España. Es la más importante a nivel europeo y la quinta a nivel mundial.

A tener en cuenta

En todas las empresas, los directivos suelen gestionar estos asuntos y estos se nombran en un consenso de todos los accionistas. Por este motivo, los dueños, socios y accionistas son las mismas personas y siempre harán lo que sea más provechoso para ellos. Por ello, lo lógico es que el dividendo de una determinada empresa sea siempre dividido al final del año entre todos los miembros, bien sea de una forma u otra.

Por otra parte, también es necesario que parte de esos beneficios se quede dentro de la organización, para que sean usados en nuevas inversiones que permitan el crecimiento de la empresa en el futuro. Al convertirse en socio de una determinada empresa, es importante, primero, conocer sus políticas de dividendos, ya que la forma de gestionar las compañías es decisión de los accionistas y las decisiones suelen variar de una empresa a otra.