Las persianas son algo que no todas las sociedades tienen en su listado de cosas que hay que tener en casa. Si se viaja a Holanda, por ejemplo, y se pasea por Ámsterdam, se verá que las ventanas no están cubiertas por nada, dejando a la vista el exterior de las casas de una manera muy curiosa. Pero los españoles son mucho más recelosos de la intimidad y no conciben no preservar en privado lo que hacen en sus hogares, por lo que las persianas son un complemento al que le dan mucha importancia.

¿Qué tipo de persianas hay? Cuando se quiere instalar una persiana aparecen un montón de preguntas acerca de cuál es la mejor opción, y estas deben ser respondidas por profesionales que sepan exactamente qué solución es la más óptima para cada caso.

Precisamente, de ello se encargan los expertos que forman el equipo de la página web persianasenrollables.org, una de las tiendas de referencia que hay actualmente en el mercado. En su interior, los usuarios podrán encontrar una repleta gama de modelos fabricados con una calidad inmejorable que, además, cuenta con el valor añadido de encontrarse en el espectro digital. Sin duda, esto es una ventaja para un sector algo desconocido en un momento en que se busca -y encuentra- todo a través de Internet. Por lo tanto, la enorme variedad de productos que garantiza esta plataforma está segmentada para encontrar la persiana que más se ajusta a las preferencias.

¿Por qué las persianas alicantinas se han puesto de moda?

Actualmente, se tiende a mirar hacia el pasado para saber qué es lo que triunfaba. La popularidad de lo vintage ha calado en la sociedad de hoy hasta el punto que se utilizan los diseños clásicos y tradicionales para fabricar muchísimas cosas, desde ropa hasta persianas.

La variedad de persianas conocidas como alicantinas son un tanto peculiares, tanto por su aspecto como por su modalidad de uso. Cuentan con un engranaje de lamas con un ensamblado lateral de grapas de acero enrollables, además de disponer de un cordón que tiene una polea que permite tirar de ella para abrirla o cerrarla. El valor añadido de esta modalidad es que ofrece aires de antaño con un diseño y una funcionalidad igual que la que se encontraba en las casas de los abuelos y abuelas. No hay que preocuparse por la luz, la temperatura o los insectos que pueden colarse en el interior porque las persianas alicantinas cumplen perfectamente con su finalidad. A partir de la facilidad de su mecanismo, son ideales tanto para interior como para exterior.

Además, este producto le da una especial importancia al valor estético de lo tradicional sin dejar de apostar por la modernidad. Por ello son muy adaptables al lugar donde van a colocarse, a partir de materiales óptimos para cada caso. Saber en qué lugar se colocarán las persianas es algo que hay que tener claro antes de comprarlas.

Las persianas alicantinas normalmente están hechas de madera o de plástico

Normalmente, las persianas alicantinas pueden fabricarse con plástico y con madera. ¿Qué particularidades tienen cada una de estas tipologías? A efectos visuales, la madera indica elegancia mezclada con un aire rústico que hace pensar en un lugar agradable y hogareño. Precisamente por ello, este tipo de persianas son ideales para colocarse en lugares interiores, partiendo también de la base que se trata de un material delicado que puede sufrir daños irreparables si está a la intemperie o en contacto con fenómenos climáticos adversos.

Por contraposición, las de plástico tienen una mayor durabilidad y están específicamente fabricadas para poder colocarse en zonas exteriores y soportar lluvia, humedad y ráfagas de viento sin perjudicar su estructura. Estéticamente carecen del mismo estilo que las de madera pero tienen otras ventajas que empujan a muchos usuarios a hacerse con ellas. La principal es el precio, ya que se trata de alternativas más económicas y que, además, tienen una vida mucho más longeva.