Sociedad

Mitos y consejos del deporte tras el embarazo

Volver a la rutina deportiva después del embarazo es importante pero también lo es hacerlo de manera correcta.  

Dormir bien

Dormir bien con un bebé puede parecer una utopía pero hacer deporte sin haber descansado será todavía más difícil. Algunos artículos, como humidificadores (para mantener unas buenas condiciones de humedad en la habitación) o cunas de colecho (para tener al bebé anexionado a la cama), ayudarán a conseguir que el pequeño duerma mejor.

En Planeta del Bebé se pueden encontrar estos y otros tantos artículos de puericultura infantil.

¿Cuándo se puede empezar a hacer deporte?

Los expertos recomiendan esperar un mínimo de seis semanas para volver a hacer deporte tras el embarazo. Una vez que nace bebé, el cuerpo necesita de un tiempo para volver a la normalidad y recuperarse a nivel fisiológico.

Sin embargo, el tiempo exacto depende de cada mujer. En cualquier caso, es mejor empezar con rutinas sencillas de baja intensidad. Así, se podrá fortalecer el suelo pélvico para que no haya un problema después.

¿Qué deportes son los más recomendados?

Para la recuperación posparto se recomienda que la mujer haga un tipo de ejercicio aeróbico, como puede ser caminar o natación. La natación es un deporte muy completo en el que se ejercitan muchos músculos pero, al ser en el agua, el impacto en los mismos es mínimo, reduciendo la posibilidad de lesión.

Para quienes se aburren al estar mucho tiempo en el agua, una alternativa es comprar unos auriculares acuáticos (en DeporteTOP se puede encontrar diferentes tipos).

Los expertos también recomiendan la gimnasia abdominal hipopresiva: este tipo de ejercicio permite recuperar la musculatura abdominal, como el suelo pélvico.

¿El deporte afecta a la lactancia?

Son muchas las mamás que tienen miedo a hacer deporte por temor a cómo eso puede afectar a la lactancia. Según un estudio llevado a cabo en el Centro Nacional de Biotecnología de EEUU, un programa de entrenamiento de bajo rendimiento no debería afectar a las hormonas que regulan la producción de leche materna.

Ahora bien, la alimentación sí afecta a esas hormonas. La mujer deportista tendrá que seguir una buena alimentación para compensar la energía extra que necesitará a la hora de hacer deporte. Lo más recomendado es apostar por una dieta rica en calorías.

Hacer una valoración del suelo pélvico

También se recomienda acudir a un experto para que se encargue de hacer esta valoración. Debe ser un fisioterapeuta que se especialice en ello. Lamentablemente, no serán válidas las revisiones que ha hecho la matrona o la ginecóloga, ya que en las mismas no se hace una revisión de la musculatura profunda y/o de la funcionalidad.
 

Seguinos