Cristina en El Calafate
Cristina en El Calafate

"No será lo más ´Chispita´ para gobernar pero el problema no es ese", disparó Cristina Fernández de Kirchner durante el discurso que pronunció en un acto que encabezó este lunes en El Calafate, Santa Cruz, donde presentó su libro Sinceramente.

"Ahora resulta que todos le pegan al muñeco en el piso... Yo creo que fueron las políticas que se aplicaron más allá de que es cierto que por ahí no es de los más ´Chispita' para gobernar", arremetió. 

Ante una multitud, la expresidenta pidió que quienes paguen el endeudamiento generado en estos años "en mayor parte quienes más la disfrutaron".

Cristina en El Calafate

En ese marco, apuntó a los militantes del libre comercio a ultranza. "Si los únicos períodos sin endeudamiento fueron cuando hubo regulación cambiaria, ¿no será que los que quieren la libertad cambiara la quieren para llevarse los dólares afuera del país?", disparó en referencia a la suspensión del cepo cambiario que efectuó Macri en cuanto llegó al poder.

"Mirando la historia uno advierte que hay períodos de desendeudamiento. En 80 años hubo muy pocos períodos de no endeudamiento o desendeudamiento", resaltó y advirtió: "No se puede seguir con este ciclo de que viene uno que te endeuda y otro que se desendeuda".

En el mismo sentido, pidió que se realice un análisis profundo de la evolución de la deuda externa del país en los últimos 80 años "porque los argentinos tienen derecho a saber por qué los endeudaron y quiénes se la llevaron".

Por último, resaltó: "No han podido con la memoria de lo que se hizo durante 12 años y medio en los que la gente advirtió que se podía vivir mejor. A nosotros nos decían que había que hacer libre ingreso de capitales, que no podía haber restricción ni regulación de cambios, que tenía que haber importaciones libres".