La Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria que modificó el Código Civil fue la que introdujo en España el divorcio express. También conocido como divorcio de mutuo acuerdo, este es en la actualidad el procedimiento más rápido, económico y sencillo para llevar a cabo un divorcio o una separación. Tanto es así que en muy poco tiempo se ha convertido en la modalidad de divorcio más popular y demandada el país.

El procedimiento del divorcio express es tan ágil que no es necesario acudir ante las autoridades judiciales. Únicamente habría que comparecer ante un notario, en lo que se conoce como el divorcio notarial, y contar con el respaldo de un despacho de abogados. En este sentido, https://divorcionotarialmadrid.es/ va a ser sin duda la mejor elección que podemos hacer.

JR Abogados, despacho líder en divorcios express en Madrid

El despacho JR Abogados, ubicado en Madrid y Alcalá de Henares, es líder en divorcios express en la capital de España. Su equipo de abogados puede llevar casos de divorcios por notario, divorcios y separaciones contenciosas, custodias compartidas, modificación de medidas, pensiones de alimentos o pensiones compensatorias.

Los abogados de este despacho, así como sus procuradores, administradores de fincas, peritos y asesores cuentan con una larga experiencia laboral. La excelencia y la transparencia con los clientes son dos de sus principales máximas, además de una relación basada en la confianza para que el cliente pueda exponer su caso con total tranquilidad.

El divorcio notarial en JR Abogados

En JR Abogados son expertos en divorcio notarial. Un procedimiento que, en la actualidad, es el más rápido para divorciarse de forma amistosa, ya que puede solucionarse todo en apenas 24-48 horas. En este tipo de divorcio, no hay que pasar por el juzgado ni interponer ninguna demanda en él, pero para ello hay que cumplir con una serie de requisitos:

• Haber estado casados al menos 3 meses
• Querer ambos un divorcio amistoso o de mutuo acuerdo
• No tener hijos menores de edad o incapacitados
• El divorcio lo debe tramitar la notaría que corresponda al último domicilio conyugal o del lugar de residencia habitual de los cónyuges
• Los cónyuges deben comparecer personalmente ante el Notario (no es posible su representación)

Además de ser el más rápido (ni tan siquiera es necesaria la presencia de un procurador), el divorcio notarial también resulta la modalidad de más económica. En JR Abogados estamos hablando de un precio que ronda los 175 euros por cada cónyuge, mucho más asequible por tanto que el divorcio tradicional.

A todo esto hay que añadirle que se trata de un tipo de divorcio que se lleva a cabo con un mayor grado de discreción y confidencialidad. La celeridad del mismo también posibilita que haya un menor desgaste psicológico y emocional para los afectados.

La figura del abogado en el divorcio notarial

Hay que tener en cuenta que la presencia de un abogado en un divorcio notarial es obligatoria. Así lo estipula precisamente la Ley en el artículo 82 del Código Civil y en el artículo 54.2 de la Ley del Notariado.

En este sentido, JR Abogados brindará a los cónyuges el mejor asesoramiento legal defendiendo los intereses de sus clientes. Por otro lado, el propio letrado será el encargado de redactar el Convenio Regulador de divorcio.

En este convenio lo que se hace constar son los acuerdos alcanzados por ambas partes. Aquí se incluirán, por ejemplo, la atribución del uso de la vivienda, la contribución a los gastos comunes, la liquidación del régimen económico del matrimonio o la pensión compensatoria a favor del cónyuge que su situación empeore a consecuencia del divorcio.

Una vez concluido el proceso de divorcio notarial, se extinguirá el vínculo matrimonial entre los cónyuges y el régimen económico del matrimonio. A su vez, también cesa la obligación y la presunción de convivencia de los cónyuges.

Esta modalidad es la que se está imponiendo en nuestro país desde su implantación en el 2015. Sin ir más lejos, el primer año de ejecución se llevaron a cabo en España 96.824 divorcios, de los cuales 74.000 se resolvieron mediante negociación entre las partes sin necesidad de acudir a un juzgado.

Siempre y cuando haya mutuo acuerdo y se cumplan los requisitos previamente mencionados, el divorcio notarial es sin duda la mejor solución. Y no solo por la rapidez y lo que supone para los cónyuges en materia económica, sino también por la simplificación del proceso y el ahorro de problemas emocionales que una situación de este tipo acarrea.

El despacho JR Abogados es la mejor garantía para que el proceso de divorcio se lleve a cabo de la mejor manera. Su equipo de abogados ofrecerá el mejor asesoramiento legal para que ambos cónyuges queden completamente satisfechos y sus intereses sean defendidos por completo.