foto: prensa FIT
foto: prensa FIT

Los principales candidatos dle Frente de Izquierda cerraron su campaña electoral con miras a las elecciones del domingo y lo hicieron en un lugar simnólico para los días que vive América Latina: frente al Consulado de Chile en Buenos Aires.

El mitín lo clausuró el candidato a presidente, Nicolás del Caño, quien destacó en su discurso que el cierre se llevó a cabo ahi porque "el hermano pueblo de Chile comienza a marcar el camino para enfrentar el ajuste como el que seguirán queriendo imponer en la Argentina gane quien gane el próximo domingo", en obvia referencia a Mauricio Macri y Alberto Fernández.

En ese sentido, agregó que "cuando los gobiernos intentan aplicar brutales planes de ajuste los pueblos salen a las calles y les dicen basta, como ocurrió también en Ecuador". Sobre el hecho de que en Argentina no haya sucedido eso, apuntó a la dirigencia sindical, que "permitió que Macri siga avanzando con tarifazos, endeudamiento, rebaja de salarios y jubilaciones y hasta el acuerdo con el FMI".

Asimismo, apuntó que "el legado del macrismo también es responsabilidad de muchos de los legisladores que hoy están en el Frente de Todos, que le votaron las leyes de ajuste y entrega".

Por su parte Myriam Bregman, primera candidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, recordó que "no es casual que solo la izquierda haya puesto de manifiesto en los debates presidenciales las rebeliones de Chile y Ecuador, frente al silencio del resto de los candidatos que mienten o solo dicen generalidades".

"Lo que ocurre en América Latina tiene mucho que ver con Argentina y habla también del futuro de nuestro país si se quieren seguir aplicando ajustes contra el pueblo trabajador y las recetas del FMI", disparó. Además, condenó el accionar de las fuerzas armadas y de seguridad de Chile, que mantienen la impronta y los métodos de Pinochet.

"Da fuerza ver en las movilizaciones en Chile a tantas jóvenes que al igual que en nuestro país marchan con el pañuelo verde, símbolo de la lucha por los derechos de las mujeres", completó.

En tanto, Romina del Pla, candidata a vicepresidenta, señaló que "el voto al Frente de Izquierda Unidad es un voto contra las recetas del FMI que están generando levantamientos populares en todo el continente".