La diputada del Partido Comunista e integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Carmen Hertz, denunció que el gobierno de Sebastián Piñera no es claro con la cantidad de fallecidos a raíz de las manifestaciones contra las politicas oficiales.

"Nosotros en la Comisión de Derechos Humanos hemos estado en sesión permanente durante las protestas y siendo informados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), y por lo que hemos podido constatar, no hay transparencia en el número de muertos ni en las causas de sus muertes", criticó Hertz.

Desde que se desataron las protestas ciudadanas en Santiago el viernes 18 de octubre, el Gobierno de Chile confirmó oficialmente la muerte de 19 personas en diversos contextos, cinco de las cuales fueron perpetradas por efectivos de las Fuerzas Armadas en distintas ciudades del país.

 

Foto de Twitter @quiones1970
Foto de Twitter @quiones1970

En Santiago, once personas fallecieron calcinadas dentro de supermercados incendiados (entre ellos, un ciudadano peruano); dos personas, entre ellas un niño de cuatro años, murieron durante un atropello masivo de un civil en contra de manifestantes en San Pedro de La Paz; y un ciudadano peruano falleció en Santiago luego de que un locatario disparó con un arma en contra de manifestantes.

Además, otras cinco personas murieron producto de la acción de las Fuerzas Armadas durante el estado de emergencia: tres jóvenes murieron en La Serena, Coquimbo  y Curicó producto de disparos del Ejército; un hombre murió en Santiago luego de una golpiza de Carabineros y un transeúnte fue atropellado por un funcionario de la Armada en Talcahuano que manejaba un camión militar.

Tres militares ya fueron puestos a disposición de la Justicia por estos casos, y uno de ellos permanece en prisión preventiva. Pero hay por lo menos cuatro muertes que aún no fueron aclaradas por el Gobierno, ni incluidas en su listado.

La Cancillería de Perú confirmó la muerte de tres de sus connacionales, pero Chile solo reconoció dos, sin considerar a un ciudadano llamado Julián Pérez. En tanto, la Cancillería de Colombia informó sobre la muerte de dos colombianos entre las protestas, quienes tampoco aparecen en el listado de los 19.

Por último, la Fiscalía se encuentra investigando el fallecimiento de Daniela Carrasco, una joven chilena de 36 años que fue encontrada ahorcada, caso que fue denunciado por diversas organizaciones sociales y feministas como un asesinato, pero al cual el Gobierno no se refirió.

"El Gobierno debe transparentar las identidades de todas las personas, y el contexto y las causas de sus muertes, nosotros hemos pedido insistentemente las cifras, tanto de los muertos como de los heridos, pero los hospitales públicos se niegan a entregar información", dijo la diputada en declaraciones a la agencia Sputnik.