Política

Entrevista a Wainfeld: “Había una lectura de que el peronismo iba a tardar mucho en reconstruirse”

El periodista, que acaba de publicar su segundo libro "Estallidos argentinos. Cuando se desbarata el vago orden en que vivimos", reflexionó junto a Infonews sobre los cuatro años de Gobierno del macrismo y por qué no hubo un estallido social ante una de las peores crisis de la historia.

Foto Gonzalo Magliano
Foto Gonzalo Magliano

Este año Mario Wainfeld publicó su segundo libro Estallidos argentinos. Cuando se desbarata el vago orden en que vivimos (Siglo XXI), donde abordó desde su particular mirada hechos límites que conmovieron nuestra historia reciente. El reconocido periodista recibió a Infonews en su casa y habló de los casos que trata su texto. También, como no podía ser de otra manera, analizó la coyuntura política del país.

Wainfeld se muestra feliz con su nuevo libro. Luego del bestseller Kirchner. El tipo que supo editado en 2016, logró concretar un proyecto diferente que eluda temas como la grieta. “Tengo la impresión de que muchas de las cosas que se han discutido estos años no solo van a quedar viejas sino que están mal planteadas o son muy imperfectas”, afirma. El libro trata nueve hechos que siguió muy de cerca desde su profesión como periodista. Entre otros, habla sobre la caída de De La Rúa en 2001, la marcha contra el 2x1 en 2017 y el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel. Hay un décimo capítulo donde se anima a la ucronía, donde imagina que hubiera pasado si Néstor Kirchner hubiera perseguido a sus opositores como lo hizo el gobierno de Cambiemos.

Si bien el libro tiene el estilo ágil, donde no se priva de la ironía o del humor, que caracterizan a sus columnas en Página 12, hay un intento por escribir estilos diferentes, en especial la crónica, y alejarse del ensayo. En algunos capítulos lo logra más (en especial con el extraordinario ritmo de thriller político con el que relata la breve presidencia de Adolfo Rodríguez Saa) y en otros (como la reflexión sobre la desaparición de Santiago Maldonado) el ensayo prima para tratar de entender lo sucedido. En todo caso, Wainfeld logra escribir un libro con la variedad de estilos y hechos que buscaba.

Quizás la mayor virtud del libro, y del estilo de análisis de Wainfeld, es la búsqueda de la complejidad. No baja línea, aunque suele tomar posiciones claras ante determinados temas y hechos. “Los fenómenos son concausales y eso me interesa, pero la acción política incide en algo y ese algo me fascina. Me fascina la posibilidad que tenés de mover los hechos, de definir. Perón decía que el político manejaba el 50% de las circunstancias. Cristina dice el 25%. Yo a Kirchner no lo escuché decir cuánto pero debe estar más cerca de Cristina que de Perón. De todas formas, es fascinante esa parte y es claro que ni el presidente maneja todo aunque tenga mucha vocación de poder”, afirma.

Foto Gonzalo Magliano
Foto Gonzalo Magliano

¿Por qué no estalló la Argentina durante el macrismo?

A pesar de querer escapar de la coyuntura, Estallidos argentinos dialoga permanentemente con la Argentina del 2019. Cada capítulo habla de un momento crucial, límite, donde caían gobiernos o se asesinaban militantes populares. Fueron momentos donde la movilización social ganó la calle y puso en cuestión medidas estatales o donde reclamó soluciones para penurias urgentes, muchas veces impostergables. En cada hecho hubo respuestas diferentes de parte de los actores involucrados y fue inevitable que las comparara con las decisiones que tomó el gobierno de Macri en situaciones similares.

El libro fue presentado en una veintena de ciudades a lo largo y ancho del país y en cada ocasión surgió siempre la misma pregunta: ¿por qué no estalló la Argentina durante el macrismo?. "¿Cuál fue la suerte?", agregó cada vez.

"Hay un nivel de conciencia y de capacidad de movilización que como consigue resultados y es relativamente pacífica persevera. Así dicho suena maravilloso y podría haber ocurrido que todo eso hubiera desembocado en una derrota electoral. ¿Cómo sería el escenario en Argentina si Alberto Fernández hubiera empatado en la primera vuelta o perdido? Ahí sí que la gente sale a la calle y putea a los gobiernos, no sabemos qué va a pasar en Chile, ni que va a pasar en Ecuador”, desarrolla algunas de las posibles razones del no estallido.

Wainfeld le reconoce cierta habilidad a Macri para construir poder durante su mandato y conseguir los acuerdos que necesitaba para sacar algunas leyes claves. Sin embargo, según su impresión “la gobernabilidad de Macri en buena medida se la sostuvieron sus opositores. En un proceso muy dinámico, muy complejo. Hubo opositores muy variados. Los que fueron muy afines o muy transigentes, como algunos gobernadores y figuras políticas. Hubo negociadores, los movimientos sociales. Y los manejos del gobierno macrista en ese sentido, con movimientos sociales y con gobernadores, al principio, visto en perspectiva, fueron hijos de la necesidad y hábiles”.

La vuelta del peronismo y del kirchnerismo

A comienzo de año la reelección del macrismo parecía, a pesar del desastre económico, una posibilidad real. Después de las PASO dio la impresión de que serían derrotados por amplia mayoría, tal vez por 20 puntos de diferencia. El marketing político había caducado frente a la campaña Clío de Axel Kiciloff y el Frente de Todos. Luego de alcanzar el 40 % en primera vuelta, ahora Juntos por el Cambio vuelve a parecer el mejor espacio político a la hora de hacer campañas. En todo caso, el macrismo ha demostrado ser una fuerza política que no debe ser subestimada.

No obstante, Macri perdió y el 10 de diciembre va a asumir Alberto Fernández. Quizás ahora se olvida, pero no hace mucho la perspectiva de un regreso del peronismo y/o kirchnerismo se veía lejana. Quizás ello contribuyó a la transigencia de algunos dirigentes. “Había una propensión a negociar y también una lectura bastante extendida en ciertos sectores del peronismo, en movimientos sociales, en gobernadores y en dirigentes, en el sentido de que el peronismo iba a tardar mucho en reconstruirse”, recuerda Wainfeld. En especial, era una incógnita lo que sucedería con el movimiento liderado por Cristina. “El kirchnerismo tuvo primero que defenderse y sobrevivir. Lo que estuvo en duda. Acababas de gobernar por 12 años, que es mucho tiempo, estabas asediado judicialmente, Kirchner había fallecido, y lo que el kirchnerismo mostró rápidamente es una resiliencia muy grande, que iba a sobrevivir”, señala.

¿Y qué pasó entonces? “A partir de ahí se da un fenómeno, un proceso en el cual el macrismo se dedica a hostigar al kirchnerismo, y a rezar para que sobreviva Cristina políticamente. La hipótesis era que si Cristina está ahí, es el password para que el macrismo ganara las elecciones de este año en segunda vuelta. Y ese cálculo mostraba fallas que se rebelaron porque Cristina dio un paso al costado, que era algo muy inimaginable”, afirma.

Si Netflix me llama...

Por ahora Wainfeld no tiene previsto otro proyecto editorial. Más bien piensa seguir hablando de Estallidos argentinos. En definitiva, considera que tiene una narrativa de los hechos que no es tan común y que no existen tantos agrupamientos de hechos contados por un periodista, tan recientes y con tanto desarrollo. “Esa originalidad del texto también me atrae un poco porque es otra forma de laburar como periodista. No soy sociólogo, soy periodista, y puedo contar historias de esta forma. Puedo repasar historia y proponer miradas, retrospectivas, contrafactuales. Me gustó mucho y podría canalizarlo de otras formas. Podría hacer algo así en radio o podcast y si Netflix me llama acá estoy”, avisa entre risas.

  

Noticias de “Peronismo y Partido Justicialista”
Seguinos