El Gobierno no repudiará "por el momento" los ataques de Bolsonaro a Alberto Fernández
El Gobierno no repudiará "por el momento" los ataques de Bolsonaro a Alberto Fernández

El canciller Jorge Faurie eludió cualquier tipo de responsabilidad institucional respecgto a las críticas que hicieron distintos funcionarios brasileros, incluido el presidente Jair Bolsonaro, luego del triunfo de Alberto Fernández. En ese sentido, reveló que "por el momento" no habrá "acciones de repudio" de parte del Gobierno porque "solamente van a construir una división mayor".

El jefe del Estado brasileño, uno de sus hijos y el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, fueron algunos de los que lanzaron cuestionamientos contra el lresidente electo de la Argentina e, incluso, hacia su familia.

Si bien admitió que "no es protocolarmente lo correcto", Faurie dijo que "este tipo de cuestiones hay que evitar magnificarlas" y señaló que "las acciones de repudio como hecho público solamente van a construir una división mayor" entre el Gobierno de Brasil y el líder del Frente de Todos.

"Lo importante es que se construya un canal de diálogo, porque la Argentina y Brasil son socios estratégicos", se justificó en diálogo con La Red y agregó: "Ambos países tienen que tener un diálogo de gran razonabilidad, de construcción, de mirar los aspectos positivos y no dudo de que andando este camino en la etapa de transición se van a generar esos vínculos, que son imprescindibles para un país".

En ese sentido, insistió: "Lo que hay que hacer es construir este diálogo que será imprescindible para el mantenimiento de los vínculos que tenemos, el dinamismo en el Mercosur, la apertura comercial con el mundo". Luego agregó: "Todo esto tenemos que hacerlo en conjunto y, más que marcar que no es protocolarmente lo correcto, buscar cómo el gobierno de Bolsonaro mantiene un diálogo con las autoridades electas".

En ese sentido, el jefe de la diplomacia argentina explicó que la postura del Gobierno se basa en que "en la etapa" que vive el país "lo importante es construir el diálogo que se va a necesitar para mantener muchas de las variables que tienen que ver con la economía".

"No es confrontando o marcando las diferencias que vamos a lograr esta vinculación tan importante para nosotros", insistió. Consultado sobre si la Cancillería realizará una queja formal a través de un comunicado, Faurie indicó que "no por este momento, todavía".