Una multitud participó de la XXVIII Marcha del Orgullo que se realizó en la Ciudad de Buenos Aires. Entre los ejes que se reclamaron se exigió un país sin violencia institucional ni religiosa, que no se cometan más crímenes de odio, travesticidios, ni transfemicidios, y que se apruebe una nueva Ley de VIH.

Los eventos comenzaron a las 12 del mediodía con la Feria del Orgullo. El punto de encuentro de la marcha fue Plaza de Mayo y marcharon hacia el Congreso de la Nación. Al concluir la marcha y desfile de carrozas, realizaron la lectura del documento oficial frente a la emblemática estructura. Este año el escenario no estuvo en el Congreso ya que el Gobierno nacional les negó ese pedido, por lo que el escenario se instaló en Plaza de Mayo.

El cese del ajuste en los ámbitos de Salud y faltantes de medicamentos y hormonas; la aplicación de la Ley de EducaciónSexual Integral con perspectiva de género, diversidad y no binaria; el respeto por la diversidad corporal, el fin de la imposición binaria y la gordofobia; y la aprobación de la Ley de Aborto legal, seguro y gratuito, son entre otras, las consignas que se reclamaron.