El PRO impidió que la Legislatura porteña repudiara el golpe en Bolivia
El PRO impidió que la Legislatura porteña repudiara el golpe en Bolivia

En una sesión dividida por el repudio al golpe de Estado en Bolivia, el peso y la ideología del PRO pudieron más que la solidaridad latinoamericana y la Legislatura porteña finalmente emitió un comunicado lavado en el que solo se expresa "preocupación" por la asonada cívico-militar que sacó del poder a Evo Morales.

En la sesión de este jueves la legisladora porteña Victoria Montenegro sostuvo: "No es solo que nos indigna y nos avergüenza el posicionamiento del presidente Mauricio Macri. Es que le pedíamos un solo gesto en los últimos días, uno solo, que represente a la historia de nuestro pueblo y ni de eso fue capaz”.

Este es un golpe cívico militar y pasó acá al lado. Pasó acá al lado y ya nos pasó en la historia hace no tanto. No puede ser que no aprendamos, porque la votación no es menor, es un posicionamiento político e histórico, y tenemos una responsabilidad con nuestra democracia”, aseguró.

“Nosotros desde Unidad Ciudadana tenemos un posicionamiento muy claro: esto es un golpe cívico militar y por supuesto no aceptamos eufemismos”, concluyó.

Por su parte, el legislador Carlos Tomada aseveró: “Este golpe de Estado es una impúdica y orquestada ruptura de un período que transformó a Bolivia económica y socialmente. Son esas transformaciones la verdadera razón de este golpe racista”.

“¿Por qué un gobierno en retirada, que no representa a la mayoría del pueblo argentino que democráticamente en las urnas le dio la espalda, se niega a caracterizar esto como un golpe de Estado?", cuestionó. "Me temo que se esté buscando alterar la definición. Espero estar equivocado porque nos ha costado mucho trazar esa vara infranqueable entre democracia y dictadura”.

“Me hubiera gustado despedirme de este ámbito institucional con un voto mayoritario en clara defensa de la democracia, que no necesita ni chicanas ni disputas semánticas. Pedimos que el gobierno se defina, que se repudie el golpe de Estado y que no reconozca a presidentes autoproclamados”, concluyó.

El proyecto que sostiene la "gran preocupación" por Bolivia fue votado por 31 diputados del oficialismo porteño (Vamos Juntos), mientras que se abstuvieron el Bloque Peronista, el GEN, Evolución y Mejor Ciudad, a los que se sumaron el rechazo de los bloques de Unidad Ciudadana y partidos de Izquierda.

El bloque oficialista cuenta con una mayoría que le permite no sólo conseguir quórum sino imponer sus proyectos, fueron al menos seis los diputados que, en sus discursos, le pidieron a Vamos Juntos que realizara cambios, consensuado el contenido del mismo para incluir la palabra "golpe" en su redacción, pero no escucharon.