Piñera consiguió un salvavidas y acordó con la oposición el llamado a un plebiscito
Piñera consiguió un salvavidas y acordó con la oposición el llamado a un plebiscito

Mientras centenares de miles de personas marchan día a día en reclamo por cambios de raíz en la política de Chile, el cuestionado gobierno del derechista Sebastián Piñera logró en la madrugada de este viernes un salvavidas político de la mano de un acuerdo con la oposición. Se trata de un diálogo que derivó en la decisión de convocar a un plebiscito para definir si se reforma la Constitución chilena.

La consulta popular, que será vinculante (es decir, que decidirá si se reformará la Constitución o no) será en abril de 2020. Si el resultado fuera por el sí, habrá dos alternativas: la convocatoria a una Asamblea Constituyente con todos sus miembros elegidos por el voto o bien un sistema mixto con mitad de electos y mitad de integrantes del actual Parlamento. 

Según afirmaron legisladores del oficialismo, habrá en realidad dos plebiscitos: uno que definirá por sí o por no y uno que, de ganar el sí, elegirá a los constituyentes. Esta última consulta sería en octubre del año que viene.

Creada y aprobada por el gobierno dictatorial de Augusto Pinochet en 1980, la constitución chilena nunca fue modificada de fondo y, pese a que se le realizaron múltiples retoques, su base sostenedora de la brutal desigualdad que caracteriza a Chile, nunca fue resquebrajada.

La Ley Fundamental con la firma de Pinochet le concedió al Estado del país trasandino un rol secundario en la provisión de recursos básicos como la salud, la educación o las pensiones, lo que favoreció su privatización. Y esta es la clave del desplome del sistema de privilegios que la dictadura y la democracia a medias que compartieron desde la centroizquierda hasta le derecha, solo ratificaron gestión tras gestión.

“Los sectores más duros de la derecha se están imponiendo con una propuesta profundamente antidemocrática. Nosotros hemos propuesto que sea la ciudadanía la que decida a través de un plebiscito el mecanismo para elaborar una nueva Constitución”, dijo por su parte el titular del opositor Partido Socialista (PS), Alvaro Elizalde antes de la redacción del acuerdo.