Final a toda orquesta: crisis en el Gobierno por el protocolo del aborto
Final a toda orquesta: crisis en el Gobierno por el protocolo del aborto

El miércoles fue una de la principal sorpresa política de la jornada: la Secretaría de Salud había publicado que el protocolo para el aborto no punible estaba reglamentado y comunicado en el Boletín Oficial. Pero, horas después, tras una queja furibunda de Mauricio Macri ante su destartalado jefe de Gabinete, Marcos Peña, derivó en una orden presidencial a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, para que revoque la resolución firmada por Adolfo Rubinstein.

El día estuvo caldeado en la Casa Rosada y el degradado exministro quedó prácticamente fuera del Gabinete a pocos días de la despedida de Cambiemos del poder.

La bomba estalló temprano y el primero en dar a conocer el problema fue el diputado nacional Federico Pinedo, militante del pañuelo celeste que expresó en redes sociales: "Me parece lamentable y claramente inconstitucional la resolución del Secretario de Salud ampliando de manera irresponsable las causales de aborto no punible y limitando la objeción de conciencia médica".

La decisión de Macri de dar marcha atrás abrió una grieta dentro de Juntos por el Cambio. Además de Pinedo, Lousteau también habló en contra, mientras que otros como Ernesto Sanz o el legislador Daniel Lipovetzky, defendieron al todavía Secretario.

La Secretaría había publicado este miércoles la actualización del "Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo", el cual regía desde 2015, y que se lleva a cabo en los dos casos en que el aborto puede ser practicado de manera legal hasta el momento: cuando se solicite la práctica para evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer embarazada o cuando el embarazo sea producto de una violación.

Uno de los cambios más sustanciales era que la objeción de conciencia no podía impedir que un hospital o centro de salud realizara la interrupción del embarazo.

La publicación del nuevo protocolo había desatado críticas de miembros del oficialismo, como el senador Federico Pinedo, quien en Twitter sostuvo: "Me parece lamentable y claramente inconstitucional la resolución del secretario de Salud ampliando de manera irresponsable las causales de aborto no punible y limitando la objeción de conciencia médica"

La senadora del radicalismo tucumano Silvia Elías de Pérez también cuestionó al secretario, en tanto que la diputada nacional electa por el PRO en la Ciudad Dina Rezinovsky pidió su renuncia.