Mundo

Tras reprimir a los familiares de sus víctimas, Jeanine Áñez pidió ayuda al Papa

Sin reconocer errores ni su implicancia en la masacre de los últimos días, la autoproclamada presidenta de Bolivia llamó de forma pública a que Francisco intervenga en la crisis de su país.

foto: redes
foto: redes

En un mensaje al pueblo boliviano en el que no reconoció uno solo de los crímenes de las fuerzas de seguridad que se presume que comanda, la autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez se refirió a las masacres de los últimos días tomando distancia. "Lamentamos las muertes de nuestros hermanos en El Alto.  Nos duele porque somos un gobierno de paz, y pido que unos unamos para reconciliar. Pongo a disposición el gabinete para dar inicio al diálogo y solicito a los organismos internacionales y a la Iglesia su acompañamiento", señaló.

En el breve mensaje que también fue difundido a través de sus redes sociales, la dirigente golpista volvió a hablar de "construir la Bolivia por la que estamos luchando", a lo que agregó, de forma insólita, "para que nunca más un boliviano esté por encima del otro".

Antes de eso, las fuerzas militares y policiales habían reprimido con gases, agua y balas de goma una manifestación pacífica de familiares, amigos y compañeros de los asesinados durante la masacre de Senkata, ocurrida esta misma semana. La protesta constaba de una marcha junto a los féretros de las víctimas, la cual fue reprimida por las fuerzas.

foto: redes
foto: redes

Ante la virulencia de los uniformados, los manifestantes huyeron dejando los cajones en las calles.

Según confirmaron las pericias, los ochos masacrados fueron víctimas de balas de fuego, muy presumiblemente disparadas por la represión.

foto: redes
foto: redes

Noticias de “Elecciones en Bolivia”
Seguinos