foto: twitter Alejandro Dolina
foto: twitter Alejandro Dolina

Fue una entrevista atípica la que ofreció el presidente electo, Alberto Fernández, a una semana de su asunción como jefe del Estado. Y fue distinta en gran parte porque uno de los participantes de la charla fue Alejandro Dolina, quizá el gran intelectual del peronismo en estos tiempos. La nota se desarrolló en Radio con Vos, en el programa "El horno está para bollos", que era conducico por Marcelo Zlotogwiazda y que hoy llevan adelante sus panelistas.

Antes que el Estado, están los seres humanos. El Estado es un contrato social que debe garantizar la convivencia democrática y la convivencia cordial. Hoy el que trabaja, el que produce y el empleador saben que no se puede ajustar más", dijo en uno de los pasajes de la entrevista de la que también participaron Patricio Barton y Carla Czudnowsky.

Alberto con Dolina

En el mismo sentido, agregó que "se ha ajustado tanto que nos hemos quedado sin vacunas y reaparecieron enfermedades como el sarampión, la varicela, la tuberculosis. Llegar a ese punto evidencia cierto desprecio por el otro y que se convirtió a la gente en números".

Y también que "la economía está hace más de dos años paralizada con caída del consumo. Tenemos que volver a fabricar, dar créditos para que se reactive la producción, darle dinero a los jubilados para que consuman. Tenemos que hacer lo acá se llama peronismo".

Puntualmente sobre el movimiento político que integra, no dudó en lanzar una definición que reconoció que provoca "una gran discusión", y es que "el peronismo es de centro-izquierda".

"Si en verdad uno ha nacido para ser la voz de los que no tienen voz, darle derechos a los que no los tienen y proteger a los más humildes, yo creo que eso es de izquierda. Por eso para mí el peronismo es un partido de centro-izquierda", aseveró y fue más allá al señalar que "lo que llamamos políticas activas, que es poner al Estado a inducir a la economía a que haga algo, ellos lo llaman subsidios o populismo, pero es lo que se hace en todo el mundo".

Otro de los pasajes centrales de la entrevista fue el que el mandatario electo le dedicó a la deuda tomada por el gobierno de Mauricio Macri. Puntualmente, se refirió a los poco más de 11 mil millones de dólares que restan llegar del empréstito firmado con el Fondo Monetario Internacional. Sobre ello, dejó en claro que intentará que el Fondo no envíe esa suma de dinero porque quiere frenar el endeudamiento y comenzar a pagar lo que se debe.

Asimismo, habló sobre lo central de la educación. "Tenemos que preservar la educación pública. Hay muchos que creen que hay que restringir derechos para estar mejor y eso no es verdad. Las sociedades con menos derechos son peores sociedades. Fuimos mejores cuando ampliamos derechos", apuntó y luego añadió: "Nos hizo distintos que una vez Sarmiento y Alberdi dijeron hay que educar al soberano, le prestaron atención a la educación pública y a que todos fueran vestidos de blanco para evitar diferencias. ¿Cuándo fuimos mejores? Cuando tuvimos la mejor educación pública".