Impugnan la ley de Residentes por "graves vicios" durante su sanción
Impugnan la ley de Residentes por "graves vicios" durante su sanción

La viciada ley de Residentes que el oficialismo porteño sancionó en una convulsionada sesión en la Legislatura la semana pasada tiene un nuevo capítulo. Diputados de la oposición impugnaron la norma y denunciaron que "se incumplió el artículo 260 del reglamento toda vez que el presidente (a cargo de la sesión, en este caso el diputado de Vamos Juntos Agustín Foirchieri) no llamó a los diputados que se encontraban en la antesala para que tomen parte de la votación de la ley".

"La sanción de la misma no reúne los requisitos legales (y democráticos) más elementales", destacaron integrantes de los bloques de izquierda, que le solicitan a las autoridades legislativas que se abstengan de "remitir la norma al Ejecutivo" para su promulgación.

El nuevo régimen de residencias fue aprobado el pasado jueves con menos de dos semanas previas de tratamiento legislativo. Además, la norma salió pese a las fuertes objeciones de la parte más débil en juego: los médicos, que junto a representantes sindicales manifestaron su oposición durante todas las reuniones de la Comisión de Salud.

El jueves pasado, centenares de médicos se congregaron en la puerta del palacio legislativo y fueron reprimidos por personal de seguridad y luego por la Policía de la Ciudad con gas pimienta.

La votación se realizó con la mayoría de los diputados opositores fuera del recinto y fue aprobada con los votos del bloque oficialista, que no pudo sumar a diputados aliados como los de la bancada de Evolución o el Partido Socialista, que se abstuvieron de votar.

Myriam Bregman, Gabriel Solano, Laura Marrone, Marta Martínez y Fernando Vilardo reclamaron la impugnación y sostuvieron que la votación de la norma que regula el desempeño de los médicos residentes y concurrentes de la Ciudad tuvo "graves defectos que vician su resultado".