La traducción técnica es una variante de las traducciones especializadas y tiene como principal cometido la traducción de textos escritos que presentan una terminología asociada a una profesión específica. Por ejemplo, textos que se engloban en sectores como ingeniería, construcción, química, minería, informática o ciencia.

Los términos, palabras y frases concretas y específicas que se utilizan en estos textos no suelen ser habituales en el lenguaje diario. De ahí que requieren de un traductor tecnico en Zaragoza especializado, un profesional que no solo tenga experiencia como traductor general, sino que también conozca el sector en el que inscribe el texto a traducir.

Al tratarse de un traductor especializado y conocedor del ámbito de interés, el uso de la terminología en la traducción resultará mucho más fiable. De esta manera, se evita caer en imprecisiones o ciertos errores por desconocimiento de la temática, lo que en este tipo de textos podrían suponer un problema a tener muy en cuenta.

Factores a tener en cuenta al contratar un traductor técnico

Uno de los factores es que este profesional sea capaz de conocer la terminología que se utiliza en el texto. Además, debe conocer la temática en cuestión, ya que de no ser así no sabrá traducirlo o la traducción no será la más fiable.

Junto a la comprensión del texto, el traductor técnico debe estar al día de las principales novedades y modificaciones que se produzcan en la materia de traducción. Hay términos técnicos que están en constante evolución y que aparecen rápidamente, por lo que estar al tanto de los mismos es fundamental para realizar una buena traducción.

Es muy probable que el traductor técnico se encuentre con textos que presentan una serie de términos que no se hallan en el idioma al que desea traducir un escrito. A este respecto, suelen ser muy característicos los neologismos, por lo que el traductor deberá conocerlos para realizar una traducción más eficiente.

Es muy importante también que el traductor técnico en Zaragoza posea un dominio del proceso de documentación. Este proceso tiene tres funciones principales: adquirir conocimientos sobre un campo de estudio determinado, lograr el dominio de la terminología y obtener información sobre cómo funciona un determinado género de texto.

El traductor técnico necesita, por tanto, documentarse bien antes de llevar a cabo la traducción técnica de un texto. El manejo de diccionarios especializados, manuales, monografías y otras fuentes bibliográficas puede ser clave en ese aspecto.

Si se tiene en cuenta los factores anteriores, no resulta muy complicado averiguar cuáles podrían ser las razones por las que contratar los servicios de un traductor técnico en Zaragoza.

En primer lugar, tiene la suficiente experiencia como para enfrentarse a un texto especializado. Además, y a diferencia de los traductores automáticos que se encuentran en la red, este profesional es capaz de emplear los recursos de las lenguas (giros lingüísticos, frases, hechas y otros) para que la traducción sea más fidedigna.

Ni qué decir tiene que su grado de especialización es clave para la elección de un traductor técnico frente a otro. Hay ciertos textos que requieren de necesidades comunicativas especiales, ya que emplean una terminología muy específica. Si el traductor no está familiarizado con ellas, no podrá realizar la traducción más aproximada.

Una traducción de este tipo será mucho más precisa, ya que el traductor técnico no traduce de forma literal, sino que busca la palabra exacta o el conjunto de palabras en el idioma que traduce para ser lo más preciso. Una traducción técnica profesional emplea un lenguaje totalmente natural, lo que la diferencia notablemente de las traducciones automáticas o no especializadas.

Por otro lado, el traductor técnico es un profesional que es fiel a la traducción original. Incluso en aquellas ocasiones en las que no existen las palabras o las expresiones nuestras en otros idiomas. Es ahí donde puede entrar en juego la creatividad del traductor, capaz de explicar con las palabras adecuadas lo que dice el texto.

En definitiva, contratar los servicios de un traductor técnico tiene numerosas ventajas. Un profesional que no solo conozca el idioma a traducir, sino que también tenga los conocimientos necesarios para interpretar la terminología de cada escrito y llevarla a efecto con un lenguaje natural y que no suene literal.

Un profesional de la traducción sabrá desenvolverse mucho mejor en los contextos y expresiones propias de los escritos técnicos. Este grado de especialización del traductor supondrá un valor añadido que garantizará la calidad de la traducción y generará confianza en el trabajo.