Campolongo vs. Arietto

La abogada y autoproclamada experta en seguridad Florencia Arietto viene de ser parte del gobierno de Cambiemos (en la segunda mitad del mandato tras haber sido opositora desde el massismo hasta 2017) y por estos días se gana su sueldo como parte del elenco de Polémica en el Bar. Allí, en la emisión de este lunes, protagonizó un paupérrimo momento en el que se ocupó de defender los dichos de Susana Giménez sobre que a los pobres "hay que mandarlos al campo".

La mesa polemizaba sobre las declaraciones de la conductora televisiva, quien, a la salida de una comida y con el decir afectado por la ingesta de alcohol, se quejó de que tuviera que pagar más impuestos. "Si hay pobreza que vaya la gente al campo", intentó conceptualizar, a lo que agregó que a los pobres tienen que poner "un gallinero". 

En la mesa, Samuel Gelblung, Mauro Viale y Carlos Campolongo salieron fuerte a cruzar a la diva. En este punto, Campolongo recordó que Susana fue "socia de Galimberti", en referencia a los negocios que mantuvo con el exdirigente guerrillero y Jorge "Corcho" Rodríguez en tiempos de Susy Bingo. También le espetó que "apoyó a Macri que fue un saqueador".

Gelblung, por su parte, subrayó que Giménez quizá sea "la mujer más rica de la Argentina".

En tanto, el conductor que reemplaza a Mariano Iúdica, Gustavo López, se puso de ejemplo al decir que trabaja "los siete días de la semana" y en un confuso episodio dio a entender que con lo que él trabaja mantiene a los que se toman el fin de semana para descansar.

En medio del delirio, la inefable Arietto hizo su incalificable aporte: "La cuestión del ataque... que eso lo hace mucho el peroncho (sic)". En ese momento la cruzó Campolongo: "Vos fuiste del Batallón Militante, fuiste de Massa, después eras progre y después te hiciste del PRO".

Arietto intentó correrse de sus dichos y calificó a la respuesta del periodista como un "ataque personal". Y explicó: "El peroncho tiene mucho de eso de ´que se calle, si Susana dice eso vamos por el buen camino`, sin ahondar en las causas de la pobreza estructural".

Campolongo por su parte la cruzó otra vez y le pidió que "hable con argumentos", mientras Arietto sacaba de la galera un discurso a favor del campo (y de los gallineros para los pobres).

Luego la mesa recordó el episodio que protagonizaron Giménez en la década del 90 cuando importó un auto a menor precio haciéndolo pasar como para discapacitados.