El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, instó al Reino Unido, Francia, China y Rusia a presionar a Irán. 

"Estamos más fuertes que nunca. Nuestros misiles son rápidos y precisos. No implica que tenemos que usarlos. No queremos usarlos", dijo Trump, quien anunció que Estados Unidos "impondrá más sanciones al régimen iraní" y afirmó que las que están "quedarán hasta que Irán cambie su comportamiento".

Trump dijo que "Irán ha sido el principal espónsor del terrorismo" y se refirió a los hechos de las últimas semanas. "La semana pasada tomamos una acción decisiva para parar a un despiadado terrorista. Era responsable de algunas de las peores atrocidades", dijo en referencia al jefe militar más importante de Irán Qassem Soleimani.

"Dirigió los recientes ataques al personal de EEUU en Irak", agregó y dijo que "en los días recientes estaba planeando ataques en objetivos americanos, pero lo paramos".

Anunció que tras el ataque de Irán, pedirá a la OTAN que se "involucre mucho más" en el proceso de Medio Oriente. 

Trump aseguró que Irán parece estar "retirándose" y dijo que ningún estadounidense resultó herido en el ataque del martes con misiles balísticos contra dos bases iraquíes que albergan tropas estadounidenses.

El presidente de Estados Unidos volvió a referirse al pacto que en 2013 firmó el expresidente Barack Obama fue "tonto". Y agregó que los iraníes en vez de decir "gracias" tras el acuerdo cantaron "muerte a Estados Unidos".
"Los misiles lanzaron ayer fueron pagados por los fondos hechos disponibles por la administración pasada", remarcó Trump.

En ese sentido dijo que Irán "debe abandonar sus ambiciones nucleares y finalizar su apoyo al terrorismo". "El mundo civilizado debe mandar un mensaje claro al régimen iraní: no se permitirá que siga adelante", insistió.

Asimismo, Trump reiteró su posición de que "a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear"