La empresaria textial Paula Chen D´Anvers, dueña de la marca de ropa que lleva su nombre, se despegó del escándalo que rodea a su ex pareja y ex socio Federico Álvarez Castillo desde que él mismo difundiera imágenes en las que se ve un helicóptero soltando un animal (en apariencia un cerdo) cayendo sobre la piscina de su casa de José Ignacio, Uruguay.

El cerdo de Punta del Este y una desmentida que intenta sembrar dudas

"PCDA S.A. dueña de la marca Paula Cahen D´Anvers comunica que repudia fuertemente el hecho de público conocimiento de violencia contra los animales realizado por el señor Federico Álvarez Castillo", disparó en un texto difundido por redes sociales la firma de la empresaria.

Pero la cosa no quedó ahí y en un segundo párrafo el texto es aún más duro: "Cabe aclarar que el señor Federico Álvarez Castillo fue desvinculado de la marca Paula Cahen D´Anvers hace más de 20 años por numerosas irregularidades que generaron acciones legales en su contra. De allí que este hecho repudiable no nos sorprenda".