Cómo elegir un colchón bueno y económico
Cómo elegir un colchón bueno y económico

Cuando se trata de elegir un colchón bueno y económico no es suficiente con solo mirar el precio o con que se vea bonito. También es necesario analizar algunas cosas importantes como su composición, sus condiciones de garantía y su durabilidad. 

Este tipo de productos no deben ser seleccionados a la ligera, ya que de estos depende una salud del sueño ideal y garantizar un descanso certero. Así que a continuación se verán algunos consejos para saber cómo elegir el mejor. 

Buscar información acerca del colchón

Existen muchas formas de adquirir un colchón con buenas características en la actualidad, los consumidores pueden visitar sitios web especializados, donde podrán personalizar al máximo su compra. Aquí se puede ver un ejemplo de una estas tiendas online. Pero también pueden hacerlo de la forma tradicional, visitando tiendas o almacenes.

En cualquiera de los casos, siempre es importante buscar la información pertinente sobre el producto. La idea es ir a la tienda, ver cuáles son las opciones que se adaptan mejor a las necesidades del consumidor y examinar la información de cada uno para posteriormente hacer una comparación y elegir el mejor.

Se puede preguntar directamente al vendedor, pero también se puede hacer una búsqueda rápida en el móvil sobre la calidad del producto, sus componentes y hasta las reviews de otros clientes.

Determinar la calidad de un colchón bueno y económico

En ocasiones, los consumidores piensan que los productos baratos siempre tienen algo que esconder, y en ocasiones esto sí que puede ser posible. Sin embargo, hay formas de elegir algo bueno y económico sin tener que sobrellevar un montón de desventajas.

En este sentido, es necesario conocer los estándares, ya que no es lo mismo un producto de látex, que uno de viscoelástica, ya que se diferencian mucho en materiales y durabilidad, pero ¿cómo determinar la relación calidad-precio? Estos tips ayudarán en el proceso.

• Es importante investigar la reputación del fabricante, si tiene buenos comentarios puede ser una gran opción.
• Tampoco está de más verificar que el vendedor y el comercio también tengan una buena reputación, especialmente en casos de devoluciones.
• Analizar los tipos de certificados que tenga el producto es una forma de comprobar que estén avalados por profesionales.
• Buscar que tenga una etiqueta con todos los datos relevantes, como el lugar de procedencia, productor, materia prima, etc.
• Evaluar que tenga una garantía aceptable y que disponga de un plazo de prueba.

Verificar la confianza de la tienda

Con este dato, los usuarios pueden estar al tanto de que todos sus servicios adicionales son útiles antes y después de la compra. La mejor forma de hacer esto es contactando a consumidores antiguos, que pueden ser amigos o extraños que hayan hecho comentarios en redes sociales.

También existen otros métodos de garantizar que el vendedor cumpla con lo que dice, como verificar la antigüedad de la empresa, las credenciales y certificados que tienen, las organizaciones a las que pertenece y sobre todo, su notoriedad en Internet.

La razón por la que es necesario seguir este consejo es para cerciorarse que exista una respuesta positiva ante cualquier inconveniente con el producto.

Analizar la composición de los colchones viscoelásticos

Un colchón viscoelástico es una de las mejores opciones en el mercado, especialmente si se habla de calidad. Además, son ideales para prevenir lesiones en la espalda, protegen las cervicales, garantizan una buena posición al dormir y evitan los transtornos de sueño. Son sumamente recomendados, pero todo depende de cuál es su composición y las necesidades del usuario.

En el mercado se pueden encontrar modelos de este tipo a un excelente precio y cuentan con una durabilidad ideal. No obstante, deben ser una inversión bien analizada. Por ejemplo, en cuanto a confort se debe observar que cuente con espuma HR y si se quiere utilizar durante al menos cinco años debe tener una densidad similar a 25 kg/m3.

También es necesario hacer una comparación entre materiales de fibra o de viscoelástico, ya que actualmente existen muchos componentes que se detallan en las fichas técnicas de los productos donde se expresa algo similar a "material viscoelástico" pero no especifica la densidad o el tipo.

Garantizar firmeza y sensación del colchón

Por último, es necesario hacer una prueba final. Tal vez esto no será posible cuando se trate de una compra online, pero en tiendas físicas es totalmente válido. Aunque de vergüenza, es necesario acostarse en el colchón para probar su firmeza, el usuario debe evaluar que el material no sea mullido y que se sienta cómodo en diferentes posiciones.

La sensación también es importante. Puede que el material sea firme, pero si al moverse el cuerpo rebota demasiado o se hunde puede que no sea una opción ideal. Para garantizar que la sensación sea la correcta para la salud del sueño es importante que al moverse el usuario se sienta cómodo, ligero y seguro.